22 de febrero de 2020
22.02.2020
Entrevista a Estrella Morente

"Siento que estoy empezando, que no sé nada, y así me gustaría que fuera siempre"

La granadina afincada en Málaga celebrará el Día de Andalucía sobre las tablas del Teatro del Soho CaixaBank con 'Tesela', espectáculo que ella misma define como un «diálogo» entre los sonidos flamencos y árabes que se unen bajo la influencia mediterránea

22.02.2020 | 22:49
Estrella Morente, en una imagen promocional.

La artista compartirá escenario con su hermano Enrique y la orquesta marroquí Chekara.

Estrella Morente (39 años) se considera una «una pieza más de la ciudad de la Alhambra», una tesela que compone y completa su música, que no es solo suya, sino de todo aquel que acompaña a su cante. Así lo defiende. Con el amor por su tierra y su padre por bandera, esta cantaora flamenca celebrará el 28 de febrero debutando en el Teatro del Soho.

Una artista como usted que ha cantado en tantos escenarios, ¿cómo sienta celebrar el día de Andalucía en su tierra?
Como una niña con zapatos nuevos porque estamos de estreno con el teatro del Soho. Yo soy una enamorada de nuestra tierra, de nuestra gastronomía, de nuestro dialecto, de nuestros monumentos, de nuestra cultura en general€ No quisiera irme nunca a vivir a otro lado que no fuera Andalucía, me da igual donde. Para mí, es un privilegio.

Además festejará Andalucía acompañada de su hermano.
Tengo la suerte de poder compartir cartel con dos grandes artistas, uno flamenco y otro árabe, pero no sé cual es más flamenco y cuál es más árabe, Jalal Chekara y Enrique Morente. Los dos son fruto de dos dinastías, dos ramas muy importantes de la cultura de la música, de Enrique Morente y Jalal, que viene de la gran saga de los Chekara, de Macama Jonda. Para nosotros es todo un acontecimiento poder interpretar piezas que irán desde Al-Mutamid, San Juan de la Cruz hasta poetas más actuales como Luis García Montero. Es una oportunidad de ofrecer un diálogo universal a favor de la paz y de los derechos humanos.

¿Cantar con los Chekara es una oportunidad para explorar los orígenes de esta música?
Ese sonido hace un viaje por el Mediterráneo, lugares que han sido testigos de las distintas educaciones culturales, sociales, arquitectónicas, gastronómicas€ venimos de un lugar romántico que siempre ha abrazado el arte.

Su padre le puso voz en muchas ocasiones a la música de los Chekara, ¿el espectáculo del 28 de febrero será un doble homenaje, a Andalucía y a su padre?
Será un homenaje eterno a esas maneras que tenían de dialogar a través de la música. Mi padre y el viejo Chekara eran capaces de juntarse para pensar de una misma forma. Aún hablando idiomas diferentes, hablaban el mismo lenguaje. Creo que ellos lo supieron hacer muy bien y, por supuesto, será un recuerdo a todo ese caminar tan honesto y puro.

Usted será la primera en subir el flamenco a las tablas del Teatro del Soho. ¿Cómo lo ve?
Suena impactante, no lo había pensado. En el momento en el que me propusieron cantar en el teatro que ha creado Antonio [Banderas], lo único que sentí fue un agradecimiento, una emoción máxima y una responsabilidad brutal. La gente que va llegando irá creando esa historia que algún día será testigo de ese teatro. Y estar en los comienzos, el olor a nuevo€ siempre te traslada a un mundo de esperanza, de algo nuevo por venir. No sé si seremos los primeros, lo que sí sé es que no seremos los últimos, y eso es lo más interesante.

¿Ha tenido oportunidad de hablar con Banderas?
Con Antonio nos une una amistad muy especial porque mi marido, Javier Conde, torero malagueño al que él admira muchísimo desde que era muy niño, han sido vecinos aquí en La Malagueta, eso es muy especial como amigos y como malagueños, que conservan y que me han trasladado. Por otra parte, yo tengo algo muy especial, y es que siempre, no sé cómo lo hago, coincido con Antonio en Semana Santa, porque yo soy de las que me gusta callejear. Es un privilegio encontrarte al genio Banderas andando como cualquier malagueño. Ahora ha abierto este teatro y vamos a darlo todo para que sea algo intocable.

¡Podría animarse usted y montar un tablao flamenco!
[Risas] Qué bonito que me lo propongas porque ganas no me faltan, es tiempo más que nada. Ya mi cuñado, Jorge, abrió un tablao precioso que inauguró Paco de Lucía en plena Malagueta y que regentábamos los flamencos€ Lo que pasa es que la vida ya nos empuja hacia un abismo interminable y no es fácil organizarte con tantos frentes. Un día haremos una cosa bonita, una casa del arte, de tradición€ algo así, que era de lo que tenía ganas mi padre, Enrique Morente. No nos quedaremos con las ganas.

Esta semana cantará Volver con Nia en Operación Triunfo. ¿Qué le parece?
Me parece precioso. Me consta que a ella le dieron varias opciones y una era cantar con nosotros y le hizo mucha ilusión, así que imagínate la que me ha hecho a mí, que mi niña es seguidora del programa y estar con toda la juventud es precioso. Con muchas ganas de pasarlo bien, llegar a la Academia, compartir lo poquito que yo sepa y disfrutar sobre todo de esta juventud rabiosa.

Otra de las jóvenes artistas del momento es Rosalía. Para usted ella es la prueba de lo que su padre decía: el arte debe ser ejercido con libertad y respeto
¿Qué queremos? ¿Personas frustradas sin éxito? ¿Que se cante muy bien flamenco y lo respetemos mucho? Pues yo le agradezco mucho a Rosalía que haya puesto el nombre de España en el mundo entero. Creo que los flamencos debemos tener un poco de paciencia y respeto hacia la gente que está empezando y que tiene curiosidad por este género tan maravilloso y tan magno.

Hace un año del lanzamiento de Copla. ¿Hay una próxima aventura discográfica?
Lo difícil es que no lo haya. La vida del artista es continuamente el estado de la creación, para mí no existe otra fórmula de vida. Por supuesto que hay discos ya en camino, giras€ Siento que estoy al principio del camino, que no sé nada, una sensación que me gustaría tener siempre, es lo que te permite seguir indagando.

Usted ya no es la debutante de Mi cante y un poema pero no se siente una veterana, dice que está al principio del camino ¿aprende más que enseña?
Vuelvo a lo que decía mi padre: «No hay maestros, hay discípulos eternos». He nacido bajo esa teoría. ¿Que si me queda por aprender? Absolutamente todo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook