15 de marzo de 2020
15.03.2020
Crisis del coronavirus

Coronavirus: la cultura malagueña, ante el abismo

La incertidumbre marcada por el virus que ha puesto en jaque a todo el planeta ha marcado el incesante goteo de cancelaciones de actividades en una ciudad, Málaga, cada vez más volcada en la cultura y el ocio

15.03.2020 | 05:00
Una sala de teatro y conciertos, vacía.

Las preguntas

  • 1. ¿El coronavirus será letal para la cultura? ¿Cómo afectará a las artes y la gestión cultural?
  • 2. ¿Hay psicosis o las cancelaciones están justificadas?
  • 3. ¿Qué puede hacer un miembro de la comunidad cultural en un momento

El coronavirus se lo está poniendo muy difícil, casi imposible a la comunidad cultural de medio mundo. La noticia del aplazamiento del Festival de Málaga, a tres días de su inauguración, fue el primer aldabonazo en el sector. Poco después se ha producido un goteo incesante de cancelaciones de actividades, de la cultura que mueve millones de euros, sí, pero también de la cultura más pequeña y local. De momento, el Teatro Cervantes y La Térmica han echado el cierre temporal y anuncian que reanudarán su actividad a mediados de abril. Pero el Gobierno anuncia que la crisis del coronavirus podría alargarse hasta los cuatro meses. Cuatro meses sin representaciones teatrales, conciertos, actos culturales más o menos multitudinarios... Desde La Opinión de Málaga nos hemos puesto en contacto con diversos representantes de esa comunidad cultural de nuestra ciudad para plantearles tres preguntas muy simples que resumieran su parecer sobre un acontecimiento que será devastador en muchos ámbitos pero quizás especialmente en el de la cultura.

Entrambasaguas, director y productor
1. Seguramente este virus va a ser letal no solo para la cultura sino para toda la economía, a nivel global, para la industria y para las pequeñas, medianas y grandes empresas. Lo que va a venir es muy grande. No dudo ni un ápice que la cultura también se va a ver afectada. Somos, dentro de la industria, la más maltratada y en la que más repercute, tanto en beneficios como en pérdidas. Lo que viene es más serio de lo que pensamos. Tenemos un ejemplo, no muy lejos de nosotros, con Italia.

2. Cuando se trata de un caso de emergencia sanitaria, a nivel mundial, claro que están más que justificadas. Lo siento mucho porque, igual que el resto de compañeros productores, hemos estado currando lo indecible para que la semana del Festival de Málaga fuera un éxito, como cada año se viene plasmando en cifras y en datos, pero lo más responsable era aplazarla.
3. Tenemos que ser responsables ante una situación inédita para muchos de nosotros; hay que seguir las indicaciones para tratar de no propagar el virus más de lo que ya está.

Salomón Castiel, director de La térmica
1. Tanto como letal no creo. Simplemente somos parte de una sociedad en la que se están tomando medidas en una situación extraordinaria y somos parte de ella. El propio Gobierno de la nación ha avisado de que esto se puede llegar a prolongar, en el peor de los casos, unos cuatro meses. Pero creo que tenemos músculo suficiente para aguantar cuatro meses. Así que no creo que signifique el entierro de la cultura, para nada.

2. Hay psicosis, hay demasiado runrún alrededor de todo, sobre todo con las redes sociales, que dan lugar a todo tipo de rumores que expanden el miedo y el vértigo. Pero estas medidas son totalmente necesarias: tenemos que ser conscientes del sacrificio personal que afrontamos en estos meses; lo contrario sería una insensatez.

3. Tiene que hacer lo mismo que el resto de la sociedad: ser responsable y tomar las medidas adecuadas. Yo dirijo un centro cultural y, evidentemente, tengo una responsabilidad mayor, y siempre siguiendo lo que nos marquen las autoridades sanitarias.

Salva Reina, actor, La Cochera
1. De momento está afectando básicamente y de manera más directa a la afluencia de público y a la anulación de eventos. Como actor se me han anulado ya tres funciones, se ha anulado el Festival de Málaga, al que tenía previsto acudir para promocionar una película nueva... Esto son consecuencias directas. Luego, como gestor cultural de la Cochera Cabaret estábamos notando mucha preocupación, una disminución considerable en la venta de entradas... Nosotros, como sala, seguimos con nuestra actividad normal hasta que desde las autoridades competentes nos obligaron a no hacerlo.

2. No me gusta clasificar nada, ni de psicosis, ni pasotismo, no me gusta poner etiquetas a las cosas. Entiendo que cada uno con su moral, capacidad personal y pensamiento puede actuar como quiera con su vida. Desde La Cochera estamos en las manos de las autoridades competentes, que son las que deciden, y confiamos en su buen hacer. El caso del Festival de Málaga era diferente porque había gente que no podía viajar, gente que venía de fuera y tenía que estar en cuarentena...

3. La idea era seguir adelante como estamos haciendo nosotros. Queríamos seguir aportando cultura a la sociedad, que es de lo que tenemos como vocación, pero las autoridades competentes han dicho ya que no podemos hacerlo por un peligro real. Hasta entonces, hemos mantenido la calma, tratando de no aumentar la alarma social y de poner un poco de sentido común.

Diana Navarro, cantante
1. Si de por sí ya estábamos un poco tocados por el IVA cultural tan elevado y por la dificultad de sacar proyectos adelante, esto desde luego ha sido una catástrofe. Pero la pandemia es real y hay que acatar las órdenes; lo más importante es la salud y esperamos que todos seamos cívicos y concienciados para que se pueda erradicar el virus lo antes posible.

2. Creo que está de verdad justificado porque la salud es lo más importante, siguiendo las pautas que la OMS nos está indicando, cuanto antes pase antes saldremos y podremos volver a la normalidad.

3. La actitud de la comunidad cultural debe ser la que siempre tenemos: seguir trabajando con la resignación de encontrar factores externos que nos perjudican. Pedir a las autoridades, sobre todo al Gobierno, que nos ayude, porque ahora, por ejemplo con lo del Festival, muchas personas se han quedado sin trabajo, la industria hotelera se ha venido abajo... Estamos en una situación verdaderamente complicada, esperemos que nos ayuden y cuando pase la pandemia que nos ayuden también a que el IVA cultural sea más bajo, que nos den más prestaciones, que en las escuelas se fomenten más las disciplinas artísticas porque la cultura es vida y tenemos que apoyarla.

José María Luna, directo de la Agencia de Museos de Málaga
1. Por supuesto que la crisis del coronavirus está afectando: todo lo que afecte a la sociedad afecta a la cultura. Es algo evidente y lamentablemente real.

2. Estamos ateniéndonos a todo lo que la normativa, regional y nacional nos remite y conforme se vayan desarrollando los acontecimientos nosotros actuaremos. Las demás instituciones son libres de tomar las decisiones que consideren pertinentes, nosotros como Ayuntamiento que somos estaremos a lo que el Ayuntamiento determine y éste, según ha dicho el alcalde, atenderá a lo que determine la normativa regional y nacional.

3. La actitud es de prudencia y responsabilidad, de seguir lo que dicen las autoridades sanitarias, que son las que toman las decisiones y recomiendan que se tomen las medidas.

Javier Ojeda, cantante
1. Imagina: yo tenía un concierto el sábado en Vitoria, el domingo en un pueblo de Granada y el próximo sábado en Huesca. Los tres se han suspendido. Eso ya directamente me afecta económicamente. En este caso es la menor de mis preocupaciones, mi preocupación es global porque esto para el sector va a ser... va a ser uno de los sectores más castigados de todos, te lo puedo asegurar. Uno hace caso de las recomendaciones y si es lo más prudente hacerlo, qué le vamos a hacer.

2. No lo sé. En el caso de Vitoria creo que sí está justificada porque los brotes son incontrolados, me la cancelaron hace mucho tiempo. La de este domingo en Granada... No me atrevo a decir que sea psicosis pero es que hay un clima de incertidumbre y al final la gente no se arriesga a celebrar conciertos. Y eso es terrible.

3. Afortunadamente me ha pillado en una racha en la que me ha venido la inspiración; llevaba haciendo muchas canciones, estaba muy contento y esto me va a servir para acabar de profundizar y hacer canciones nuevas. Es que no podemos hacer nada más hasta que pase y llegue otro momento. Afortunadamente tuve un año bueno en 2019 y me puedo permitir tener uno más flojo. Mi preocupación va por mucha otra gente del sector que vive más al día. Con el coronavirus va a haber muchos compañeros míos que lo van a pasar realmente mal.

Victoria Abón, presidenta del Ateneo
1. Está afectando muchísimo. De hecho la cultura es una de las más afectadas porque se suspenden muchísimos actos, directamente todos. Y algunas cosas son irrepetibles por lo tanto vamos a perder cosas que eran muy interesantes.

2. Hay dos partes, realmente no estamos bien informados porque todo lo que se informa es muy radical. Pienso que es un tema que se está desbordando y la gente está entrando en una histeria colectiva excesiva; de hecho, bastantes supermercados están desabastecidos. Pero, al mismo tiempo, no se toman precauciones realmente contundentes. De todas formas pienso que estamos entrando en demasiado pánico.

3. En el caso del Ateneo, de momento tenemos que suspender los actos que reúnan a un grupo de gente en un espacio cerrado. No nos queda más remedio que actuar siguiendo las recomendaciones sanitarias que están por encima de nosotros. No nos queda otra, por mucho que queramos.

Dylan Moreno, productor de cine
1. Nos afecta, y bastante. Por ejemplo, yo tenía una película en el Festival de Málaga y ya no puedo organizar un visionado de la cinta en la zona industrial para empezar a realizar las ventas.

2. La psicosis es excesiva. Evidentemente es una pandemia, declarada por la OMS, y hay que tener algunos cuidados, pero, por mucho que intenten detenerlo, ya está en muchísimos países y va a seguir extendiéndose, debido a lo fácil que es su contagio. Son excesivas las medidas que se están tomando.

3. Los miembros de la comunidad cultural lo tenemos complicado. Se están cerrando los aeropuertos, se están tomando medidas muy agresivas para intentar paliar esta situación así que ahora mismo la cultura, por mucho que quiera hacer, lo tiene complicado. Hay que que tener paciencia, esperar a que llegue el verano y que todos volvamos a la normalidad.

Tecla Lumbreras, vicerrectora de Cultura de la UMA
1. Para la economía de una ciudad como ésta, que ha apostado por el ocio, el turismo y la cultura, el tema del coronavirus el coronavirus va a ser una hecatombe.

2. Personalmente creo que hay un poco de psicosis. Lo mismo tengo yo el coronavirus [ríe], pero creo que las autoridades se están poniendo el parche antes que la herida, antes de que ocurra algo peor se están tomando medidas por miedo.

3. La cultura lo tiene muy difícil porque su situación es bastante complicada. Al menos, como no están en un centro de trabajo sino en los estudios y en las casas, esperemos que, al menos, se salven los artistas.

Ángelo Néstore, escritor y gestor
1. Realmente ya estamos viendo las consecuencias: en mi caso particular, se me ha cancelado todo lo que tenía planteado en marzo pero también en abril y en mayo. Toda la fuente de ingresos que tenía prevista para estos meses se ven mermadas y no hay ninguna responsabilidad ni ningún apoyo. Entiendo y me parece normal que las actividades de marzo o abril se hayan suspendido pero hasta finales de mayo me parece un poco precipitado y un poco el reflejo de que la cultura siempre se queda en un segundo plano. No hablo sólo como autor sino también como gestor cultural: imagina el trabajo de todas las personas para un festival que de pronto se convierte en nada.

Me gustaría también que antes de lanzar un mensaje tan desolador se pudieran buscar alternativas, como podría ser un coiberfestival, dar otras opciones... Por ejemplo, yo tenía una presentación de un libro de mi editorial en Madrid este fin de semana así que hicimos una videopresentación en streaming. Desde la cultura creo que tendríamos que tener la capacidad de darle un poco la vuelta y lanzar un mensaje de calma. Con un poco de ingenio quizás se puedan buscar otras alternativas para que el trabajo y el dinero invertidos al final tengan una salida.

2. Creo que está siendo un poco exagerado, no las medidas inminentes, porque hay que ser responsables, pero las de mayo quizás no están tan justificadas antes de buscar otras alternativas. Si se pusieran en la piel de las personas que nos dedicamos a esto...

3. Todas las crisis son una forma de que nos replanteemos las cosas así que lo que tenemos que hacer es adaptarnos, como decía antes, buscando alternativas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído