07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

La cultura local interpreta su éxodo

Málaga se unió ayer a la marcha simbólica protagonizada por numerosos artitas y profesionales que reivindicaron a través de mensajes y maletas la importancia del desarrollo de la cultura del presente y del futuro ante el Covid-19

07.07.2020 | 05:00

Los artistas portaron maletas y elementos de viaje con mensajes simbólicos. Al final leyeron un manifiesto con las necesidades básicas.

La pandemia de la COVID-19 ha paralizado la actividad cultural y termina de evidenciar un resultado totalmente negativo de la cultura de Málaga. Por ello, siguiendo la iniciativa de Grada-E, el colectivo de las artes escénicas de Granada, Málaga se unió al acto escénico que tuvo lugar ayer a las19:00 horas en la Plaza de la Constitución.

Así, #ExodoTierraYerma fue la construcción de una marcha hacia «un lugar más fértil dónde poder construir nuestro futuro». A su vez, el acto tuvo como fin visibilizar las escasas medidas de reconstrucción que las administraciones públicas están poniendo: «Reivindicamos nuestros derechos exigiendo a las autoridades voluntad de cambio».

Para asegurar la continuidad del panorama cultural, la marcha reivindicaba un «plan de choque inmediato» que asegurase su desarrollo, así como, eventos de ocio y medidas dirigidas a la promoción del turismo.

Los artistas protagonistas de la tarde fueron vestidos de blanco, negro y gris portando maletas y elementos de viaje donde plasmaron mensajes simbólicos. Además, llevaron un elemento representativo de su arte que aportaba color y vivacidad a la escena.

Asimismo, la marcha invitaba a toda persona que quisiese participar con el único requisito de llevar un cartel que pusiese: «El Público».


Voluntad de cambio


La cita simbólica garantizó todas las medidas preventivas de seguridad, por lo que hizo su recorrido por las calles más amplias del Centro Histórico.

El broche final lo pusieron, claro, los artistas con la lectura de un manifiesto que recogía las necesidades de cada ciudad participante, seguido de un minuto de silencio. A continuación, una breve intervención artística de disciplinas que se desarrolló en el punto final del recorrido, en la calle Alcazabilla enfrente del Teatro Romano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook