08 de julio de 2020
08.07.2020
La Opinión de Málaga
Ilustraciones

Un libro sobre el arte de no saber nada

El artista Jesuso Ortiz crea en su cuenta de Instagram (con más de 200.000 seguidores) un universo mágico a partir de objetos cotidianos e ilustraciones - Ahora traslada ese cosmos de infinitas y felices posibilidades al papel gracias al libro 'La belleza de las ilusiones' (PlanB)

08.07.2020 | 05:00
Jesuso Ortiz, autor de 'La belleza de las ilusiones', con su libro.

«Mi objetivo es que dejemos de creer que lo sabemos todo acerca de todo», asegura el creador cordobés afincado en Málaga

Lleva ya unos años haciendo universos de allí con el mimo de lo hecho aquí. Jesuso Ortiz, un creador que entiende el arte como un juego de posibilidades, se ha hecho un nombre en internet con su particular visión artística. Más de 200.000 personas entran casi a diario en su singular universo a través de Instagram, un cosmos cálido y luminoso en el que objetos cotidianos quedan transformados irremediablemente, para siempre: un botón es un globo, un pincel se convierte en la escoba de una simpática brujilla, un pequeño ovillo de lana compone una maravillosa y colorida melena de una señora, una ristra de guisantes son los dientes de un cocodrilo... Estos días, el cordobés afincado en Málaga se libera de la virtualidad, de lo online para adaptarse a uno de los formatos más primorosos de los que disponemos, el libro impreso, con 'La belleza de las ilusiones' (PlanB).

«La editorial me propuso la idea de llevar al papel el trabajo que ya realizo en Instagram. Mis ilustraciones siempre van acompañadas de textos breves que invitan a hacer una reflexión profunda acerca de nuestra forma de ver el mundo. Así que, ¿por qué limitarme sólo a Instagram cuando podría llegar a muchas más personas con un libro impreso? Para mí fue relativamente fácil porque es lo que ya venía haciendo, aunque he de reconocer que los textos que utilizaba en Instagram eran, la mayor parte de las veces, de personas a las que admiro. En el libro es de mi autoría tanto los textos como las ilustraciones», nos dice Jesuso.


Propósito


Asegura haber preparado 'La belleza de las ilusiones' con un propósito muy concreto, «dejar de creer que lo sabemos todo acerca de todo»: «Lo ideal sería reconocer que no tenemos ni idea de nada. Ese sería un punto de partida esencial para un crecimiento espiritual. Como los niños, que mantienen esa mirada sin juicio y sin condiciones hasta que empiezan a ser conscientes de que no pueden decir todo lo que desean decir, ni comportarse como quieren, porque hay una respuesta social que te dice cuál es la forma correcta de pensar y comportarse. El reconocer que no sabes nada es una forma de liberarte de todas las creencias impuestas e inconscientes que hemos adquirido con los años».

«¿Qué pasaría si perdiéramos el miedo a ver las cosas de otra forma?», leemos en la contraportada del volumen. ¿Por qué cree Jesuso Ortiz que tenemos ese miedo, a qué es debido? «Lo que ocurre es que para nosotros es mucho más fácil culpar al mundo de todo lo que nos ocurre, que responsabilizarnos nosotros mismos, y eso nos impide conectar con nuestra habilidad, sabiduría, como mente y por lo tanto con nuestras capacidades. Cuando ocurre algún acontecimiento en nuestra vida, digamos negativo, no es el hecho en sí lo que nos hace sufrir, sino nuestra interpretación del mismo. Así, cuando manifiesto mi deseo de ver las cosas de otra forma, estoy depositando toda la responsabilidad de lo que me ocurre sobre mí mismo, y por tanto, también todo el poder de cambiarlo. Pero eso asusta. Es paradójico, pero nos asusta nuestro poder».

'La belleza de las ilusiones' es un artefacto con un público potencial muy amplio y diverso: podría atraer a los niños, por su componente gráfico evocador y juguetón; también a bastantes adultos ávidos de reflexiones sobre nosotros y nuestras vidas. «En principio puede entenderse como un libro dirigido a un público infantil o juvenil, pero nada que ver; es una invitación a cuestionárselo todo, aunque sea en algún momento de la vida. Es posible que muchas personas, al leer el libro sólo encuentren reflexiones profundas que quedan muy bien, pero que no vean más allá. Sin embargo, cuando uno decide cambiar su mirada, casi inevitablemente su vida también cambia. Mi referente a la hora de escribir el libro ha sido Un curso de milagros [un plan de estudios elaborado por la psicóloga Helen Schucman para aquellos que buscan despertar y ser conscientes de que el mayor «milagro» es el acto de lograr plena «conciencia de la presencia del amor»]. Soy estudiante de ese libro, del que no mucha gente habla, sin embargo es uno de los libros más vendidos del mundo. Otra paradoja».

«Crees ser una diminuta persona que habita en un universo sin límite, pero en realidad eres un universo sin límite que cree ser una diminuta persona», es una de las frases de La belleza de las ilusiones. Bienvenidos todos y todas, universos sin límites que creen ser diminutas personas, al mundo infinito, limpio, sencillo y feliz de Jesuso Ortiz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook