29 de julio de 2020
29.07.2020
La Opinión de Málaga
Opinión

Continuidad sensata

Esta continuidad, bastante realista y sensata, tendrá nuevamente en los quince programas de la Temporada de Abono el corazón de los más de setenta conciertos

29.07.2020 | 05:00
Continuidad sensata

La temporada de la Orquesta Filarmónica de Málaga, a falta del gran Auditorio, mantiene sus líneas de programación abiertas así como los escenarios habituales para el desarrollo de las mismas aunque con las limitaciones de aforo donde la seguridad y la prevención van a estar muy presentes en el desarrollo de los mismos. Esta continuidad, bastante realista y sensata, tendrá nuevamente en los quince programas de la Temporada de Abono el corazón de los más de setenta conciertos que en tiempo récord ha sabido desplegar el maestro Moreno.

Del cartel reservado para el escenario del Teatro Cervantes destacar primeramente la pluralidad del repertorio seleccionado con los grandes genios de la música como carta de presentación y la visita de siete directores invitados, destacando el programa Schumann-Brahms que asumirá el maestro Manuel Hernández Silva en mayo próximo o la Romántica bruckneriana que dirigirá N. Milton. El elenco de conductores lo cierra Anna Rakitina: la batuta rusa presentará en febrero un concierto Schubert-Mendelssohn de gran interés.

En lo sinfónico coral destacar la Misa de Gloria de Puccini para Navidad o The Armed Man de K. Jenkins en el extraordinario de Semana Santa. El ciclo se cerrará a mediados de Junio próximo con la zarzuela española como protagonista en la que cabe destacar la recuperación del maestro Moreno de la zarzuela de Miguel Marqués El reloj de Lucerna. La vuelta de la OFM a la temporada lírica del Villamarta de Jerez es otra de las grandes colaboraciones del conjunto malagueño, que también participará en la Temporada del propio Cervantes al que dedicará un programa extraordinario coincidente con la celebración de su ciento cincuenta aniversario.

El ciclo La Filarmónica Frente al Mar también estará presente en el cartel de la OFM con seis programas en el auditorio Edgar Neville de la Diputación. Frente al Mar sigue manteniendo su idea de ventana a los solistas y directores nacionales. La apertura llegará de la mano de Andrés Salado en septiembre con un monográfico Beethoven para ceder el testigo a Salvador Vázquez en diciembre. Aarón Zapico volverá a los escenarios malagueños a mediados de marzo con Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz aunque no será esta su única colaboración ya que dentro del Ciclo de Cámara vendrá acompañado por el resto de los componente de Concierto Zapico.

Nueve propuestas conforman la programación del Ciclo de Cámara que anota Fernando Anaya con dos programas de música antigua, uno dedicado al jazz en el mes de enero y servirá de pórtico de entrada el Trío Arbós y el cantaor Rafael de Utrera a comienzos de octubre para un recital que tan buen sabor de boca dejó entre los aficionados hace dos ediciones del Ciclo de Cámara de Alhaurín de la Torre.
José María Moreno también prestará especial atención al proyecto de la Joven Orquesta Barroca de Andalucía; entre septiembre y junio acercarán tres programas arrancando con el monográfico Vivaldi el próximo 12 de septiembre.

La Filarmónica vuelve a colocar todos sus recursos materiales, humanos y artísticos al servicio de la cultura cargada de intención e ilusión. Todo está preparado para vivir la gran música sin temores y centrados en el extraordinario hecho musical que es la OFM.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook