12 de agosto de 2020
12.08.2020
La Opinión de Málaga
Festival de Cine de Málaga

El Festival de Málaga revela una Ibiza auténtica y sostenible

El certamen dará a conocer 'El Secreto de Ibosim', la primera película producida de forma cien por cien ecológica del cine español así como de Europa, con huella de carbono 0, que mostrará la esencia más desconocida de la isla

12.08.2020 | 05:00
Fotograma de la película 'El Secreto de Ibosim'.

El filme cuenta la historia de un joven triunfador que, tras perderlo todo, acaba en el archipiélago más famoso de las Islas Baleares, y es ahí donde aprende lo que de verdad importa. Su director, Miguel Ángel Tobías, logra ir más allá de las fiestas desenfrenadas y plasma los valores más ancestrales y puros de esta ciudad, que guarda muchas riquezas aún por descubrir.

Ibiza, la isla que posee una fama mundial por sus fiestas y noches vibrantes, pero a la vez tiene facetas desconocidas, aunque por poco tiempo. Los aspectos intrínsecos de este archipiélago, el más famoso de las Islas Baleares, serán desvelados por la película 'El Secreto de Ibosim', rodada entre el 1 de octubre y el 20 de noviembre de 2018, que se estrenará nada más ni nada menos que en el Festival de Cine de Málaga.

Su director, Miguel Ángel Tobías, que ha tenido éxito tanto delante como detrás de las cámaras con programas de televisión como 'Españoles en el mundo', así como con documentales y películas, no para de cumplir sueños: «Antes mismo de rodar El Secreto de Ibosim yo quería estrenarla en el Festival de Málaga», confiesa.

Este deseo se hará realidad a las 21.30 horas del 28 de agosto de este año en el Cine Albéniz, donde el largometraje participará en la categoría de estrenos especiales, una sección que no podía ser más acertada, ya que la cinta tiene un carácter muy singular. Además de realizar un auténtico retrato de Ibiza, es el primer filme en ser producido de forma cien por cien sostenible del cine español y de toda Europa.

Tobías lo tuvo claro desde el principio: «La película es muy especial. Creía y sigo creyendo que no está hecha para competir, pero sí para llegar al corazón y al alma de las personas que estén preparadas para recibir su mensaje».

De hecho, los valores que impulsa 'El Secreto de Ibosim' llegan en un momento idóneo en el que la pandemia ha evidenciado la importancia y la necesidad de cuidar del planeta y de las personas. Entre ellos, el fomento del turismo responsable es uno de los que destaca ante las circunstacias actuales, ya que se muestra «la otra Ibiza», la que no tiene que ver con la masificación y las fiestas desenfrenadas, como apunta el director.

En esta línea, Miguel Ángel Tobías sostiene: «Tenemos que cambiar la cantidad por la calidad. Es el momento perfecto para hacerlo, y tampoco queda otro remedio».

'El Secreto de Ibosim' cuenta la historia de un joven triunfador llamado Manuel que, tras perderlo todo, acaba en Ibiza. Es ahí donde emprende un viaje de la mano de la enigmática Tánit, la encarnación del espíritu y la energía de la isla, que se irá transfigurando en diferentes apariencias femeninas para mostrarle caminos y personajes que le ayuden a descubrir lo mejor de sí mismo. Una vez más, la ficción se convierte en una perfecta metáfora de la realidad, pues, según Tobías, la crisis del coronavirus también está dando una lección en este sentido.

«El filme habla de la humildad, de la solidaridad, del respeto hacia el otro y hacia el medioambiente, de lo que de verdad importa», explica su director, quien incide en que estos son valores esenciales para la humanidad.

La cinta, protagonizada por Rodolfo Sancho, cuenta también con las interpretaciones de reconocidos actores como Xènia Tostado, Cayetana Guillén Cuervo,  Micky Molina, Miriam Díaz Aroca, Grecia Castta, la actriz ibicenca Ana Vide, entre otros.

Rodaje

Hacer que el largometraje fuera sostenible en su totalidad no fue una tarea fácil. La producción de la película se planificó como un esfuerzo ambiental y sostenible con el fin de lograr la huella de carbono cero, además de poseer un programa de reducción de desperdicios. Para ello, se emplearon materiales reciclados en el rodaje, se dispuso de movilidad eléctrica y se utilizó alimentación orgánica. Tampoco se construyeron decorados, por lo que todo fue grabado en entornos naturales. Es Vedrá, Talamanca, Cala Comta y muchas otras zonas y enclaves son algunas de localizaciones que se podrán observar en pantalla.

Una vez finalizada la producción, se llevó a cabo una auditoría de la huella de carbono producida, a pesar de las medidas tomadas, y cuyos resultados condujeron a la plantación de especies nativas en las orilla del río Chícamo, en Murcia, para compensar la huella producida. Al terminar la siembra, se entregó un certificado al productor de la película, lo que la convierte en la primera de Europa en obtenerlo, además de ser pionera en producirse de forma cien por cien ecológica en el mundo.

Miguel Ángel Tobías reconoce que materializar este proyecto supuso un esfuerzo enorme. «Fue muy complicado. La cinta se rodó en España, con un equipo completamente español, y con un presupuesto de 800.000 euros. Es una producción muy pequeña». A pesar de ello, el director se muestra satisfecho con el resultado, tanto es así que lo califica de «espectacular».

«Conté con la ayuda de varias instituciones de la isla, por ejemplo, del Consell de Ibiza, que me proporcionó todas las facilidades para rodar, así como de muchas empresas relacionadas con el turismo», detalla. Gracias a ello, el sueño de Tobías se ha hecho realidad, y ya queda poco para que salga a la luz. Pronto se revelará la esencia más desconocida de Ibiza y algunas de sus mil caras. ¿Están preparados para conocerlas?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook