29 de octubre de 2020
29.10.2020
La Opinión de Málaga
Promesa musical

Monte Ventura, pop indie bajo una pandemia mundana

El cuarteto malagueño publica Patmos, un segundo EP que guiña con su título a la isla griega en la que se escribió el libro del Apocalipsis. David Verge, Rosario López, Ernesto García y Javi Figuerola siguen cosechando los frutos de un par de años de trabajo musical intensos y prolíficos

29.10.2020 | 05:00
Los cuatro componentes de Monte Ventura, en una imagen promocional.

Los integrantes son jóvenes veteranos de la escena local que se juntaron a finales del 2018.

El panorama del pop independiente nacional se ha encontrado en tierras malagueñas en los últimos tiempos con una de sus irrupciones más prometedoras. La banda en cuestión se llama Monte Ventura y el aval que lo confirma atraviesa los contenidos de su segundo EP: un conjunto de cuatro temas titulado 'Patmos' que ha sido editado por Lunar Discos.

Los títulos de estas canciones dibujan el punto de partida para ahondar en el heterodoxo rumbo que guía a David Verge, Rosario López, Ernesto García y Javi Figuerola. 'Si te hubiera conocido antes', 'Espinas y raíces', 'Rumbita de los suicidas' y 'Lo correcto' son las pistas que se prestan a ser escuchadas.

«Desde el destierro que cada uno vivimos en nuestras casas-ínsulas y con las perennes imágenes del virus en televisión, se lanza este EP de cuatro canciones, cuya temática versa sobre la hecatombe de las relaciones de pareja, servida en clave pop-folk», sostienen sus artífices.

Una vez que este nuevo trabajo discográfico ya es una realidad, la génesis de su título invita a explorar una original relación con un momento como el actual, tan herido por los estragos del coronavirus. Para certificarlo, los cuatro componentes de Monte Ventura confiesan que «aunque el EP se grabó en febrero, su título surgió en pleno confinamiento y es una especie de broma sobre el hecho de crear mientras el mundo se desmorona».

«Patmos es la isla griega donde San Juan escribe el libro del Apocalipsis, hacemos varios guiños a la tradición y a lo antiguo, pero reutilizándolo, y este título es un ejemplo: se ha reciclado la idea de Patmos como un lugar de revelación del apocalipsis, pero ahora sin el componente sagrado porque la pandemia fue de lo más mundana», explican con un tono de lo más expresivo.

Intensidad

A la hora de mirar hacia atrás para glosar la intensidad musical con la que han vivido los últimos dos años, el cuarteto que integran David, Rosario, Ernesto y Javi se sitúa en las coordenadas espacio-temporales, en el germen que les recuerda que «Monte Ventura surge a finales de 2018 en Málaga». «Los cuatro veníamos de otros proyectos musicales: David Verge en solitario y el resto como integrantes de otras bandas malagueñas (Hawaii Five, Negroazulado y Static Band); la amistad, el gusto por la música y la iniciativa de David hizo que empezáramos a ensayar», añaden.

A partir de entonces, el proyecto vuela ebrio de creatividad y medio año después llega la publicación de un primer EP de cinco canciones titulado con el propio nombre de la banda. «Este EP fue autoeditado y grabado en Green Cross, el estudio de grabación malagueño que también es nuestro local de ensayo; después, en noviembre de 2019, grabamos dos nuevas canciones –'La Historia' y 'No'– en forma de vídeos en directo que pueden verse en nuestro canal de YouTube», señalan para identificar los antecedentes que le llevaron a publicar 'Patmos' con el sello de la discográfica Lunar Discos. Una buena muestra de esta reciente propuesta es el videosingle de la canción 'Si te hubiera conocido antes', dirigido por Jose Luengo.

Dos años

La aparición de esta nueva criatura musical es la confirmación de que «han sido unos primeros dos años muy prolíficos» alimentados con «la publicación de dos EPs, la grabación de vídeos en directo y un buen puñado de conciertos». «A pesar de la incertidumbre y de no poder disfrutar de los directos, estamos recargando pilas y planeando nuevos proyectos», comentan como si estuviesen lanzando al mar una botella con un mensaje de esperanza.

Eso sí, antes de mirar al horizonte futuro escrutan el espejo del presente y se atreven a radiografiar el universo musical que abanderan: «No había –ni hay– nada demasiado premeditado en cuanto al sonido, el grupo comenzó con un formato más acústico y luego lo fuimos decorando con algunos pedales de efectos, sintetizadores, palmas, sonidos de acordeón y percusiones tradicionales».

Igualmente, relatan que el sonido con el que acaban las canciones entronca con los gustos musicales del cuarteto malagueño: «Neutral Milk Hotel, Wilco o Sufjan Stevens y, ya en España, Grupo de Expertos Solynieve, Rufus T. Firefly, Fernando Alfaro, Los Planetas o Sr Chinarro».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook