02 de noviembre de 2020
02.11.2020
La Opinión de Málaga
Cine

Invitación al espanto en el año del terror

Del 11 al 21 de noviembre, Fancine, el certamen que cada año la UMA dedica al cine de terror, fantástico y sus alrededores, ofrecerá una cuidada selección de horrores para todos los públicos. Este año la cita celebra sus tres primeras décadas en medio, cómo no, de una pandemia terrorífica

02.11.2020 | 13:28
Una imagen de 'Host'

Fancine celebra su trigésimo aniversario, tres décadas al servicio de los aficionados a los márgenes de la realidad, con una edición adaptada a una pandemia como las que tantas veces han retratado algunas de sus películas distopicas proyectadas pero que hoy es cruelmente real. Aquí, una pequeña agenda de títulos recomendados.

Mandibules
Quentin Dupieux tiene una cita anual con el Fancine; es una invitación a un mundo extraordinario para el que la palabra surrealista se queda corta. Bromista o genio, es de los pocos autores con ese sentido juguetón del cine que parece haberse perdido. Trae 'Mandibules', una buddy movie con mosca gigante.


Host
Cada temporada tiene una película de terror-acontecimiento. 'Host' es la de 2020, un filme de menos de una hora perfecto para este año de confinamiento: con muy pocos medios, Rob Savage (autor de aquellos inolvidables dos minutos de 'Salt') consigue que pases miedo (mucho) en tu propia casa.


Come True
La ciencia ficción canadiense ha ofrecido desde siempre algunas de las piezas más perturbadoras y extrañas del género. Añadan al legado 'Come True', de Anthony Scott Burns, un relato sobre las pesadillas y su tremendo poder. Ojo al estilo visual del cineasta, que, lamentablemente, aún está por encima de sus capacidades narrativas.


12 Hour Shift
Angela Bettis, todo un icono del cine de terror raruno, protagoniza este largo de Brea Grant, una comedia negra, negrísima, grotesca y con frecuentes idas de olla (la cosa se le va de las manos), sobre unas enfermeras que se ganan un extra vendiendo órganos.


The Queen Of Black Magic
Los aficionados al género más, digamos, exótico conocerán al indonesio Kimo Stamboel por su aventura al alimón con Timo Tjahjanto, 'Headshot'. Su 'The Queen Of Black Magic' confirma su parte del talento en aquella alianza. Stamboel no se corta un pelo a la hora del gore, la viscosidad y el malrollo general, por lo que esto, advertencia, está sólo indicado para los estómagos más curtidos de la casa.


Blood On Her Name
Atentos a este thriller oscurísimo de Matthew Pope, un noir ambientado en el gótico sureño, en esa América profunda, que ofrece giros y sorpresas en unos ochenta y pocos minutos marcados por la fatalidad. Nada nuevo ni original, pero efectivo.

Wendy
'Bestias del Sur Salvaje' (incluida en Perlas de Fancine) os presentó a un director sin complejos, Benh Zeitlin, un aspirante a Terence Malick del Sundance Channel con innegables habilidades visuales pero también cierta vacuidad. Ahora reimagina el mito de Peter Pan siguiendo al pie de la letra su libro de estilo propio, la sublimación de lo cotidiano sin efectos visuales. O sea, tostonazo.


Dinner in America
Que los que la hayan visto la definan como un cruce entre 'Repo Men' y 'Napoleon Dynamite' debe de hacer salivar a los curiosos de estrambotes y rarezas, de ese horror astuto y nerdy que no abunda. Yo me apunto a este paseo punk por la suburbia yanqui.


Archive
El filme de Gavin Rothery, una especie de apéndice de 'Ex Machina', podría poblar el universo de la serie 'Tales From The Loop': ya saben, sci-fi humana, pretendidamente poética, emotiva, aquí sobre las implicaciones íntimas de la inteligencia artifical.

Uncle Peckerhead
Y si antes nos dimos un paseo punk ahora toca una road movie que tiene tanto de Dead Kennedys como de Herschell Gordon Lewis (o sea, puro splatterpunk). Una banda de hardcore descubre en plena gira por pueblos que su roadie es un caníbal (aparte de redneck, que eso ya lo sabían). ¡Eso es una sinopsis!


Y de postre...
Hay muchos filmes para componer una suculenta coda a estas líneas. Del ciclo de Bill Plympton, para muchos el animador más salvaje desde Tex Avery, son recomendables todas las piezas. De Perlas y Ganadoras de Fancine, el apartado con el que el festival rescata algunos de sus títulos más notorios a lo largo y ancho de sus tres décadas, conviene no perderse 'Tag' (Sion Sono), 'True Nature' (Patrick Steele), 'Vampires' (un falso documental belga que prologó la más descacharrante pero menos interesante 'What We Do In The Shadows') y la continuación de 'Dead Snow' ('Zombis nazis 2: Rojos y Muertos'). Tampoco conviene pasar por alto 'La nube', de Just Philippot, una sugerente fábula de ecoterror protagonizada por una plaga de saltamontes hambrientos (no crean, esto no es un producto de Asylum).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook