El Museo Carmen Thyssen Málaga (MCTM) ha apostado decisivamente en 2020 por la digitalización como herramienta fundamental para garantizar el acceso a la cultura de todos los públicos, adecuando sus actividades a su versión online y la puesta en marcha de nuevas iniciativas.

El Museo recibió en este año un total de 70.000 visitas, lo que ha supuesto una caída sustancial respecto a los 170.000 visitantes recibidos en 2019 motivada por los períodos de confinamiento y de restricción de actividad o movilidad sufridos en este año por la pandemia del coronavirus.

Desde el mes de marzo, la acción digital se reforzó a partir de la web y la adaptación de la programación a lo virtual y streaming como ocurrió en el caso de las conferencias ya previstas.

Se potenció el uso de aplicaciones móviles como Second Canvas, que aumentó sus descargas un 26 por ciento durante este año, y se elaboró material educativo específico destinado a los más pequeños de la casa durante el confinamiento a lo que se sumó los recursos audiovisuales habituales con los que cuenta el Museo.

En este sentido, el acceso a las visitas virtuales a las exposiciones temporales alojadas en la web aumentó un 738 por ciento, alcanzado casi las 50.000 visitas durante la pandemia, que suman a las 760.000 visitas que recibió en total la web durante 2020, creciendo en un 71,43 por ciento las realizadas por el público español.

Asimismo, la duración de la visita a la web también se incrementó un 16,6 por ciento y los visitantes recurrentes un dos por ciento. En cuanto a las búsquedas en buscadores como Google, el Museo ha obtenido, entre enero y diciembre de 2020, un total de 2,1 millones de visualizaciones.

En 2020, el boletín informativo se mantuvo activo con sus envíos semanales de contenidos aumentando en un 15 por ciento el número de suscriptores llegando a superar los 8.000 a finales del mes de diciembre. Además, se realizaron un total de ocho conferencias online (webinars o cursos online).

Por su parte, la tienda online experimentó un crecimiento del 50 por ciento de las ventas, mientras que las redes sociales incrementaron el número de seguidores en un 15 por ciento de media, aumentando el número de publicaciones un 57,8 por ciento y las interacciones de los seguidores un 36,5 por ciento. Así, el canal de Youtube del Museo obtuvo más de 250.000 visualizaciones desde enero de 2020.