La borrasca Filomena, que con tanta virulencia dejó su huella este viernes en la provincia de Málaga, también se dejó sentir en el Centro Cultural Provincial María Victoria Atencia de calle Ollerías, en el que se produjeron importantes goteras.

Fuentes del centro informaron de que en la Biblioteca Provincial Cánovas del Castillo las estanterías tuvieron que cubrirse con plásticos para proteger los libros, y se colocaron numerosas papeleras para contener las goteras, algo que también se llevó a cabo en la tercera planta.

Las mismas fuentes precisaron sin embargo que no se trató de una circunstancia excepcional a causa de la fuerte borrasca: "Tenemos goteras desde hace 22 años. Pasa cada vez que llueve", denunciaron.