A veces, las segundas oportunidades son fructíferas. Después de una discreta emisión en Antena 3, la serie rodada en Málaga 'Toy Boy' recaló en el catálogo de Netflix. Y allí se convirtió en un inesperado éxito, que sustituyó los pobres índices de audiencia en la cadena generalista (un 8,38% de share) con apetitosos números en el gigante del streaming. Tanto que ahora sus productores están a punto de rodar su segunda temporada, por encargo de Atresmedia y la citada plataforma. De momento, la empresa de casting boquerona Modexpor ha hecho un llamamiento: busca extras de un perfil muy singular (hombres musculosos, de 1,80 metros de altura como mínimo y gemelas de alrededor de 50 años) para la grabación.

Recordemos que la primera temporada de la serie, creada por César Benítez, Juan Carlos Cueto y Rocío Martínez, fue rodada íntegramente entre nosotros (casi todos los interiores se grabaron en el Polo Digital, en la antigua Tabacalera) durante varios meses y protagonizada por el exfutbolista malagueño Jesús Mosquera. En la historia seguimos a Hugo Beltrán, un joven stripper que se verá envuelto en un caso de homicidio que le lleva a la cárcel. Después de siete años de condena, una abogada le ayudará a salir de prisión, demostrando que no fue el culpable de la muerte del marido de su amante, crimen por el que terminó entre rejas.

Las críticas no fueron especialmente benevolentes con 'Toy Boy': por ejemplo, para el crítico de 'Ver Tele' la serie tiene «un guion carente de gancho y un trío protagonista nada inspirado». Poco importaron frases como ésta a los clientes de Netflix, que auparon a la ficción a los puestos de los contenidos más populares del gigante del streaming, creado un fenómeno parecido al de 'La casa de papel' (otra serie desterrada de la parrilla generalista que encontró en las plataformas su hábitat natural). La segunda temporada de Antena 3 se verá directamente en exclusiva en Atresplayer Premium para después pasar a la plataforma de streaming.

En la segunda tanda de episodios, Hugo Beltrán (encarnado por Jesús Mosquera) ha conseguido demostrar su inocencia por el asesinato de Philip Norman (Virgil-Henry Mathet), pero los enemigos que se ha ganado en el proceso han querido cobrarse su deuda. Una bomba en el Inferno, el club de los toy boys, ha destrozado los sueños de los chico y dejado a Triana (María Pedraza) al borde de la muerte. Y Hugo no puede permitir que el responsable salga impune.

Mientras los showrunners y guionistas de 'Toy Boy' ultiman el diseño de los nuevos capítulos, los strippers del Inferno se dedican a poner a punto sus cuerpos antes de empezar a grabar: Jesús Mosquera, José de la Torre, Carlo Costanzia y Raudel Raúl Martiato se están ya entrenando en el gimnasio (y lo han compartido con sus seguidores en las redes sociales) para estar a punto para la inminente primera claqueta de la segunda temporada.