Los Goya del 2021 pasarán a la historia por ser los primeros, y esperemos que los últimos, en los que los nominados no podrán acudir acudir a la gala. Pero Antonio Banderas, el presentador de la cita, este sábado en su teatro, el Soho CaixaBank, y la Academia de Cine han dado un buen repaso a su agenda para que la noche del cine español cuente con un reducido pero selecto elenco de invitados, entre presentadores de premios y protagonistas de actuaciones musicales. Banderas desveló que la malagueña Vanesa Martín y Aitana se subirán al escenario para cantar, que algunos de los amigos que ha hecho a lo largo de su carrera internacional han grabado saludos en vídeo (recordemos, este hombre ha compartido set con Anthony Hopkins, Catherine Zeta Jones, Sylvester Stallone y muchos más) pero La Opinión de Málaga ha podido saber algunos de los nombres que desfilarán por la alfombra roja previa a la gala y que participarán de alguna manera en la velada: Penélope Cruz y Javier Bardem, intérpretes asiduos a los Goya, y la cantante Rosalía.

Cruz y Banderas son grandes compañeros de rodaje: han rodado con Almodóvar (protagonizaron una breve aparición en Los amantes pasajeros) y acaban de terminar la filmación de 'Competencia oficial', de los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn. En cuanto a la cantante catalana, recordemos que Banderas ya consiguió que acudiera al Teatro Cervantes a recoger su premio de la Escuela Superior de Artes Escénicas de Málaga (ESAEM), un centro formativo que el actor y productor apoya desde hace tiempo. Rosalía, además, ya protagonizó un recordado número musical en los Goya del 2019, los celebrados en Sevilla. ¿Presentará un premio o cantará? Sorpresa, sorpresa.

 Pero, habida cuenta del nos imaginamos infinito número de contactos de Antonio Banderas, quién sabe cuántos nombres importantes y de relumbrón formarán también parte de ese medio centenar de invitados que acudirán a la ceremonia y que tratarán de suplir con atractivo, popularidad y tirón mediático las inevitables carencias de una gala marcada por la ausencia de sus verdaderos protagonistas.