Marina Parés, licenciada en Comunicación Audiovisual por la UMA, 28 años, malagueña. David Pérez-Sañudo, director de cine, 34 años, burgalés. Se conocieron en un curso en Córdoba. Ella tenía cero experiencia en la escritura de guiones: quería hacer un doctorado para labrarse una carrera académica, docente, dentro del cine; él, con varios cortos a sus espaldas, le propuso a ella escribir juntos a partir de una idea en la que llevaba trabajando en solitario desde hacía tiempo. Y se pusieron manos a la obra. Hoy, años después, esa idea convertida en película, titulada 'Ane', se ha alzado con tres de los principales premios de los XXXV Goya, avalando a esta modesta y potente cinta rodada en euskera como una de las sorpresas de la temporada.

"Fue algo precioso, alucinante, la verdad, porque no nos lo esperábamos. El primer momento de euforia fue con el Goya de Jone [Laspur, Mejor Actriz Revelación, por encima de las favoritas, Milena Smit y Paula Usero), y ya siguieron Guión Adaptado [para Parés y Pérez-Sañudo] y Patricia [López-Arnáiz, Mejor Actriz Protagonista]... Cuántas alegrías nos está dando esta peli y ojalá esto sirva para darle más visibilidad. También me siento muy agradecida hacia todos los que nos han apoyado, al equipo... Es una alegría inmensa", recuerda Parés desde la casa rural en Burgos (recordemos, la tierra natal de Pérez-Sañudo) que alquilaron para vivir juntos la velada telemática del cine español. En esas conexiones se notaba la especial alegría e ilusión de todos los responsables de 'Ane'. Y es que se trata de la primera película de casi todos ellos: del realizador, "de la directora de producción, del montador, de la chica de sonido...", asegura la malagueña.

'Ane' es la historia de una madre y una hija separadas por los secretos y las mentiras en un barrio del País Vasco que será partido en dos por la construcción de la línea de un tren de alta velocidad. «El guión de inicio era mucho más político, el contexto tenía mucho más peso; poco a poco fue derivando en el núcleo de la historia, la familia. Para mí la parte política de la historia era de los grandes temores, porque al final es hablar de una realidad que no conoces desde dentro. Me cuestionaba: '¿Tengo derecho a hablar de esto? ¿Hasta qué punto mi opinión puede ser legítima en un asunto como éste que no he vivido?' Intenté leer todo lo posible noticias de entonces [la película se desarrolla en 2009], hablar con ciudadanos, con políticos... Y la historia está escrita con David, que sí es del Norte», recuerda la guionista. 

El filme se ganó a la crítica y al público ya desde su estreno en el Festival de San Sebastián y, desde entonces, las reseñas positivas y el boca-oreja han hecho de 'Ane' una de esas cintas pequeñas, modestas y lanzadas con modestia y discreción, que acaban dando la sorpresas en las galas de premios, como los Goya. ¿El secreto del éxito? Marina Parés lo resume así: «Que se aborda lo social pero desde lo personal, cómo lo social afecta a nuestras relaciones. Y luego está el gran trabajo de Patricia [Lopez Arnaiz], sentimiento en estado puro, que se gana la empatía del público».

Marina es de Nueva Málaga. No dudó en trasladarse al País Vasco para levantar el proyecto de 'Ane' junto a David Pérez-Sañudo durante casi dos años (ahora ha regresado a nuestra tierra). La idea es que ahora, con los tres 'cabezones' de la noche del cine español, todo el complicado proceso de sacar adelante una película se agilice un tanto. "Espero que todo esto nos ayude a poder encontrar financiación y apoyos de una manera más fácil para futuros proyectos", nos dice Parés. En el cajón, desde luego, ya hay alguna que otra historia: al tándem creativo le espera un segundo largometraje, cuya primera versión ya han escrito: 'La última noche de un Erasmus en Roma'.