Cuántas bandas pueden presumir de cumplir 25 años en escena, sudando y haciendo sudar. No muchas, desde luego. Pero ahí están No Picky, que celebran estos días su primer cuarto de siglo de punk rock con la reedición en vinilo de Vampira (Wild Punk Records), uno de sus trabajos más emblemáticos. Charli, Kiko y Vogui, enhorabuena.

"Es una gran alegría para No Picky la reedición de nuestra Vampira en nuestro 25 aniversario. Primero, por ver en vinilo uno de nuestros discos más emblemáticos (¡en rojo sangre!), que además es nuestro formato favorito. Segundo, por poder disfrutar esta reedición estando en activo tanto tiempo después y tener la oportunidad de seguir defendiéndolo en directo", dicen los malagueños. Se trata, aseguran, de un disco "muy especial" para sus autores: "Se alinearon los astros; nos salió un trabajo bastante redondo, tuvimos gran apoyo de nuestra discográfica, Wild Punk Records y había bastante afición a nuestro estilo en aquel momento. Todo eso hizo que fuera el disco que más nos hizo tocar en directo incluida la gira con el gran Marky Ramone".

En el ADN de No Picky, formación que nació en 1994, no parece habitar la célula de la muerte. Ellos siempre fueron unos zombies entregados a la diversión, los Ramones y el surf. Su música suena a diversión, posiblemente uno de los secretos de la longevidad de la banda. «Llevamos 25 años divirtiéndonos. Quizá sea esa la fórmula para mantenerse durante tanto tiempo», confiensan. Y haber logrado un sonido propio, con muchas influencias de Supersuckers, Dwarves y titanes del punk rock más iconoclasta y cervecero, con unas letras identificables («No vamos a hablar de política. No somos cronistas sociales, somos un grupo para divertirse, así que hablamos de zombis, sexo y rock»).