Nos aguarda un verano cinematográfico de lo más malaguita. Después del más que esperado estreno del debut de la realizadora malagueña Macarena Astorga, La casa de caracol, protagonizado por Javier Rey y Paz Vega, acaba de confirmarse la fecha definitiva del lanzamiento comercial de otra ópera prima de un talento audiovisual local bien conocido, el productor Ezekiel Montes, con Hombre muerto no sabe vivir, el 2 de julio. Ambas cintas, por cierto, suenan mucho para la Sección Oficial del inminente 24 Festival de Málaga.

Este thriller con tintes de cine negro ambientado en la Costa del Sol está protagonizado por Antonio Dechent (Solas, Intacto), Rubén Ochandiano (Los abrazos rotos, Biutiful), Elena Martínez (Este amor es de otro planeta, Lobo Feroz), Jesús Castro (La isla mínima, El niño), Paco Tous (La sombra de la Ley, La lista de los deseos), Nancho Novo (La Celestina, La ardilla roja) y Manuel de Blas (El túnel, Los fantasmas de Goya). El filme se rodó en Málaga capital Marbella y Cádiz.

La historia gira en torno a Tano (Dechent) , quien ha trabajado toda su vida para Manuel (De Blas), un empresario de la construcción que en épocas mejores controló toda la ciudad. Ahora, a la vejez, Tano ve como Manuel (Manuel de Blas) ya no puede llevar la empresa y toda la estructura se enfrenta a un cambio generacional. «La película habla sobre la lealtad y otros valores que se están perdiendo», asegura Montes, quien apunta que la suya es una apuesta «arriesgada».