J.J. Machuca es el arma 'secreta' de algunos de los nombres más inquietos del indie granadino: Lori Meyers, Lagartija Nick y Soleá Morente, entre otros, se valen de los teclados del malagueño afincado en la ciudad vecina para enriquecer sus propuestas. Pero Machuca, veterano de la clásica, el jazz y los rincones experimentales, está ultimando ahora un trabajo a su nombre de lo más ambicioso: un documental, 'La danza de los mundos', que "transita entre lo visual y lo sonoro para contemplar de una manera muy especial la belleza y la danza de la naturaleza", con una banda sonora, del propio Machuca, llena de hallazgos y novedades técnicas.

Machuca acaba de lanzar un avance de su aventura, en el que muestra el funcionamiento de un sensor a través del cual, y desde las teclas de su piano, controla la proyección de imágenes. Y explica cómo se puede programar cualquier parámetro de vídeo para asignarlo a las teclas del piano, ya sea añadiendo colores o aplicando algún efecto de vídeo concreto. 

En los próximos días lanzará un segundo vídeo que demostrará la aplicación directa de este sensor con respecto al sonido, es decir, cómo convertir un piano en un multiinstrumento a través del sensor y el ordenador. 

"Sin diálogos ni voz en off, la combinación de imágenes y música nos sumergen completamente en las formas, en las texturas, en el movimiento de los elementos de todos los mundos imaginables", avisa el responsable de la película. Desde luego, promete ser una experiencia.