Residente en Nueva York desde hace 20 años, José Carlos Casado es un artista malagueño muy singular: dice que le gusta más exponer en parques y espacios públicos que en museos y galerías. Hace unos años ya tuvo dos instalaciones en populares parques de Harlem y Queens, obras basadas en el poder de la tecnología y la realidad aumentada para ofrecer mensajes pertinentes sobre nuestra humanidad y vida en comunidad. Ahora acaba de anunciar que ha ganado un concurso para una comisión de arte público por el programa Percent for Art de Nueva York. Así que Casado creará una instalación permanente en una nueva escuela pública en Sunnyside, también en Queens, que se inaugurará en 2023.

«Estoy particularmente orgulloso de que este proyecto será para una escuela pública de Nueva York, ya que mi hija Petra asiste a una. NYC tiene el distrito escolar más grande de USA, enorme y diverso, y cuando la ciudad de Nueva York lo hace bien, estas escuelas tienen un gran impacto positivo en la vida de una gran cantidad de estudiantes, así como en sus familias y comunidades», ha comentado Casado, muy agradecido «a todos los que están trabajando para mantener el arte como parte de nuestras escuelas».

Porque para este malagueño el arte es una herramienta de crecimiento personal y mejora social; por eso, le apasiona que sus creaciones puedan están en zonas como Harlem o Queens, «donde desgraciadamente no se invierte tanto en cultura como en otros parques situados en zonas mas afluentes». «Para mí, es especialmente interesante el poder llegar a los niños, ya que son los que lejos de comportamientos sociales aprendidos, reaccionan de una manera natural y auténtica, gustándoles o no lo que ven, y ofreciendo una clara opinión al respecto».

Instalación de Casado en un parque neoyorquino. José Carlos Casado

Gran Manzana

José Carlos Casado se fue de Málaga con 15 años, con su primera beca para estudiar arte. De ahí, a ciudades y países distintos, hasta que recaló en la Gran Manzana el año 1998 con una beca de la Caixa a estudiar un Master en Arte por Ordenador en la School of Visual Arts. En su trabajo siempre están presentes las nuevas tecnologías, aunque aparentemente no se vea de una forma evidente en la obra, lo cual es intencionado. «Empecé a trabajar con realidad aumentada hace mas de diez años, cuando casi nadie sabía qué era y antes de que el popular juego de Pokemón llevase esta tecnología al gran público. Por un tiempo dejé de usarla, porque mi experiencia me decía que el público estaba mas interesado en lo quimérico de la tecnología mas que en el significado conceptual de la obra».