El legado del pintor malagueño, Eugenio Chicano llega a su ciudad natal y se instala en una sala de exposiciones que llevará su nombre, situada en el Museo de Málaga. El Palacio de la Aduana, cuenta desde hoy con una sala de 560 metros cuadrados, que albergará las exposiciones venideras, pero que se estrena con una exhibición dedicada a Chicano. 

"Esta sala cuenta con una inversión de más de 173.000 euros y servirá como una nueva ventana cultural para Málaga", dice la titular de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo. Esta exposición se compone de 52 obras, recopiladas por su familia y que conforman el recorrido por la vida de Chicano, desde el niño pasando por sus estancias en Londres y sus diferentes etapas vitales.

Esta sala de exposiciones temporales del Museo de Málaga 'Eugenio Chicano', ha sido inaugurada por el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, y la titular de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo. Junto a distinguidos miembros de la Delegación del Gobierno Junta de Andalucía en Málaga, y con la presencia del alcalde Francisco de la Torre. 

"Es un día emocionante, inauguramos esta exposición como una muestra, en la que se ha recreado incluso el estudio del artista. Asistimos a un acto de justicia, porque la sociedades tienen que saldar esa deuda de gratitud con sus artistas y defensores de patrimonio", asegura del Pozo.

Eugenio Chicano, fue el pintor que devolvió a Picasso a Málaga, ya que fue el primer director de la Casa Natal de Picasso. También presidió la Asociación de Amigos del Museo de Málaga, Bellas Artes y Arqueológico, entre los años 2005 y 2009: "Para él, Museo de Málaga era su escuela en la que había aprendido de los maestros del siglo XIX, luchó mucho por este Museo. Para él Picasso era la referencia de su vida porque le tenía gran admiración", afirma la titular de Cultura. 

Por ello, el Gobierno andaluz decidió el pasado año que "por toda esa labor, la sala llevase el nombre del maestro". Las instituciones, han recordado la figura de Chicano y todo lo que ha supuesto para la ciudad de Málaga: "Este es un merecido homenaje, él siempre estuvo comprometido con la ciudad, el arte y la cultura", añade del Pozo. 

Su viuda, Mariluz Reguero, ha recordado los inicios del pintor: "Desde niño tenía alma de coleccionista", ha dicho; y  ha recalcado su pasión y lucha por el Museo de Málaga. "Agradecemos este homenaje, porque ha sido una experiencia extraordinaria preparar esta exposición. Ha sido muy difícil emocionalmente, pero muy gratificante ", incide Reguero.

En su intervención, Elías Bendodo ha considerado el legado artístico de Chicano, "de gran importancia de para la memoria cultural" y espera que "los malagueños hagan suya esta exposición". "Eugenio Chicano, tenía una visión abierta que transforma con su devoción picassiana. Mezclaba lo popular con lo moderno", agrega. 

Por otro lado, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre ha calificado al pintor como "un formidable creador y un gran luchador del Palacio de la Aduana".

Las instituciones han reivindicado el papel de la cultura, como una cultura segura: "Este Gobierno apuesta por nuestra cultura y nuestro patrimonio, como gran seña de identidad”, afirma del Pozo. "Entendemos la cultura como inversión no como gasto y apostamos por ello", aclara Bendodo.