Me gustan mucho que los policiacos se tomen su tiempo, que sustituyan la acción por la mirada lenta a las zonas grises de la labor del detective a través de historias que cuentan mucho de sus épocas y sus sociedades. Se acordarán de 'La Isla Mínima', claro, o de 'Que Dios nos perdone', también; ninguna de las dos me emociona especialmente, pero son noirs muy noirs, negrísimos, que usan sus tramas como excusas para cebarse en sus alrededores, en los momentos y secuencias que antes habrían sido desechadas en la sala de montaje. Supongo que algo así es lo que ha ensayado Óscar Aibar en 'El sustituto' pero aquí todo es flácido, televisivo, plúmbeo. Porque Aibar es el director de las entre notables e interesantes 'Platillos volantes' y 'El gran Vázquez', el hombre que contrató a Iggy Pop para protagonizar un western postatómico ('Atolladero'), pero también el realizador de capítulos de 'Cuéntame cómo pasó'. Y éste es el que está detrás de 'El sustituto'.  

Y mira que hay aquí una historia, inspirada en hechos reales, con enjundia, con muchas posibilidades. Todas y cada una de ellas quedan desbaratadas. Primero, el nivel interpretativo es ínfimo: Ricardo Gómez no presenta ni carisma ni recursos para darle carne y corazón a un antihéroe cuyas complejidades sólo pueden atisbarse y que queda reducido en un alcohólico patillero; pero es que el siempre solvente Pere Ponce se suma a la causa y compone con afectación (madre mía cómo se deleita en la frase "Le llamaban Doctor Muerte") un personaje escrito desde el cliché. Segundo, todo se despliega con una puesta en escena rutinaria, con tics catódicos que uno ya creía extinguidos (la banda sonora no lo es; es ambientación musical, un omnipresente señor delante de un piano y un emulador de cuerdas dándole el tono a cada escena). Tercero, la trama se desmadeja lineal, lenta, premiosa, a lo largo de casi dos horas que ni siquiera provocan aburrimiento, sólo indiferencia, desconexión. La cosa sólo levanta el vuelo, relativamente, en los momentos más animados, cuando Aibar demuestra que se sabe del derecho y del revés las claves del cine español arrabalero de los ochenta y deja volar cierta psicotronía a la que siempre ha sido afín. Por lo demás, muy poca cosa. 

Ficha técnica de El sustituto 

  • Dirección: Óscar Aibar
  • Intérpretes: Ricardo Gómez, Vicky Luengo, Pere Ponce, Pol López, Joaquín Climent