Los barrios del extrarradio son bellos y potentes, y para demostrarlo llega Carol Rodríguez Colás con Chavalas, una ópera prima que pone de manifiesto que el buen cine sale de las tripas y que el presupuesto no debe condicionarte para filmar una buenas historia siempre que sepas lo que quieres contar. Vicky Luengo, Carolina Yuste, Elisabet Casanovas, Ángela Cervantes, Ana Fernández y José Mota respaldan el debut en la dirección de una directora con un gusto refinado y sensible capaz de convertir lo cercano en universal.

Chavalas es, ante todo, una reivindicación del barrio, ¿verdad?

Es que tengo un poco de obsesión con el barrio. Al igual que la protagonista soy de barrio, del mismo barrio de la película. Quería hacer cine y fui a la universidad, donde poco a poco me di cuenta de que el barrio está mal visto en el cine, con muchas obras enfocándolo con tintes oscuros y turbios, algo totalmente diferente a lo que he vivido. Yo llevo mi barrio por bandera y me inspira mucho: toda la verdad que respira, la mezcla de diferentes gentes y culturas en un barrio de extrarradio de ciudad me alucina.

También te preocupan mucho las raíces, que son, dices, lo que construye tu personalidad.

Ésa es la tesis de la película: si estás perdida vuelve a tus raíces. Eso lo que le pasa al personaje de Marta [el personaje protagonista de Chavalas]: siempre ha ocultado de dónde viene y siempre se ha movido fuera del barrio en su vida profesional y personal; es una persona que va con una máscara, con impostura y se ve obligada a volver al barrio pero aún mantiene esa máscara e impostura. Desde el minuto uno de la película todo le parece incómodo y hasta que no se acepta no es feliz o no encuentra una relativa paz.

Marta es uno de los reconocibles personajes del filme. ¿Acertar en la labor de cásting ha sido especialmente importante?

Totalmente. Y trabajaron mucho antes incluso del rodaje, porque ellas eran muy conscientes de que si no parecía que eran amigas de verdad y que se conocían de siempre la película no iba a funcionar. Las actrices de esta película pusieron toda la energía en conocerse y pasar tiempo juntas antes del rodaje, y también en seguir la relación tras el confinamiento porque la película se paró con la llegada de la Covid.

Barrio, raíces y, como tercera clave de Chavalas, amistad. Para usted las amigas de verdad son aquellas que tras un acontecimiento importante en tu vida siguen a tu lado, apoyándote.

Los verdaderos amigos son los que te dicen la verdad y los que te ponen los pies en la tierra. Las protagonistas de la película se conocen desde el instituto y aunque después se han convertido en personas muy diferentes, a veces opuestas, son las personas que mejor se conocen entre sí y siempre han seguido juntas.