Entrevista | Marc Ros Miembro de Sidonie

«Queremos que nuestro público viaje a nuestro Cadaqués particular»

«Me parecería preocupante que alguien no tuviera 68 minutos en su vida para escuchar un disco», asegura el cantante de la banda, que el 29 de agosto actuará en Málaga con su nuevo disco 'El regreso de Abba'

Jesús Senra, Marc Ros y Axel Pi, o sea, el trío catalán Sidonie, en una foto promocional de «El regreso de Abba». | LA OPINIÓN

Jesús Senra, Marc Ros y Axel Pi, o sea, el trío catalán Sidonie, en una foto promocional de «El regreso de Abba». | LA OPINIÓN / rubén lópez

Rubén López

El trío catalán Sidonie es uno de los cabezas de cartel del Brisa Festival, una cita en la que los grandes nombres de la escena indie nacional se alían con bandas malagueñas en el Castillo de Gibralfaro. Sidonie traerán bajo el brazo el 29 de agosto El regreso de Abba, su álbum «más ambicioso» en sus 20 años de carrera y quizá el más completo. También «el más conceptual», porque la idea de crear las 23 canciones que conforman este doble elepé surgió mientras Marc Ros escribía su primera novela.

No es habitual en los tiempos que corren lanzar un disco doble...

Al final dura 68 minutos. Quien no tenga 68 minutos es que su vida es un poco preocupante. Lego acaba de sacar uno con el sonido de sus piezas cayendo de 210 minutos [Ríe]. Pero es que surgió así, queríamos hacerlo de forma más pausada. Siempre me han gustado discos dobles míticos como The Lamb Lies Down On Broadway, de Genesis, o el Tommy, de The Who, que me ayudó un poco a estructurar el libro porque al tratarse de una ópera rock que habla de un personaje tenía puntos de conexión.

¿Es este el disco más ambicioso de Sidonie?

Sin duda. No sé cómo envejecerá, pero con otros discos a los ocho o nueve meses ya sentía algo de rechazo hacia ellos y con este no me está pasando. De hecho, me sorprendo a mí mismo a veces poniéndome alguna canción del mismo.

El reto era importante porque el disco tenía que funcionar de manera independiente a la novela.

Sí, y nos salió doble, aunque no fue buscado. Yo quería hacer un disco normal, pero se me fue un poco de las manos (ríe). Y eso que al principio no me surgían las canciones. Yo al final funciono mejor bajo presión. Como decía Brian Eno, para hacer un buen disco es necesario tener una fecha límite y un presupuesto bajo. Eso es precisamente lo que tenía yo [Ríe]. Al final, en tres semanas me salieron casi todas. Fue una época muy intensa y nada recomendable.

¿Fue una necesidad crear esas canciones mientras escribía su primer libro?

No era mi intención. La idea era escribir la novela y luego hacer un disco que no tuviera nada que ver con el libro. Pero todo surgió de forma natural. Los personajes de la novela eran músicos y yo fui inventándome títulos para sus canciones. Hasta que un día pensé: «¿Cómo sonarían?». Y así surgió. Fue un disco muy estimulante de hacer porque fue casi como crear por encargo. Hice las canciones para los personajes.

¿Qué quería contar en el libro y en el disco?

Me apetecía contar la historia que ya había esbozado en la canción El peor grupo del mundo, pero que no había acabado de desarrollar. Tuvimos un año sabático en 2019 con Sidonie, cambié el nombre de los personajes y empecé a escribir. Más que contarte la trama, te diré que creo que el libro le puede gustar a cualquier aficionado a la cultura pop. La novela está llena de referencias y aprovecho para contar lo que pasó en Cadaqués en la época de Gala y Dalí.

¿Han aprovechado la pandemia para seguir componiendo?

Tampoco hemos tenido mucho tiempo porque ha coincidido con la promoción del libro y de los primeros singles del disco. Yo he aprovechado a jugar otra vez con la música y pasármelo bien desde otros ángulos. Nos hemos visto bastante en el local pero no hemos tocado mucho.

¿Echan de menos los festivales?

Sí, claro. Sobre todo echamos de menos compartir con otros grupos y con el público. Pero poco a poco, ya están volviendo.

¿Cómo es el concierto que tienen preparado?

Vamos con toda la banda al completo. Este disco lo estamos defendiendo los tres junto a Víctor Valiente (guitarra) y Edu Martínez (teclados). Tocaremos muchas canciones de El regreso de Abba pero sin olvidarnos del repertorio anterior. Lo que hacemos es abbizar esas canciones. Hacer aún más mediterráneo el repertorio de Sidonie, que ya lo era. Buscamos que la gente oiga las olas cuando entre a la sala y huela a salitre. Queremos que el público viaje a nuestro Cadaqués particular.