La escritora Sonia Rico Trujillo, afincada en Barcelona y de ascendencia malagueña, acaba de publicar en la editorial La Vocal de Lis 'Amar a un hombre que mata', una novela que narra la historia de Gloria Pozo, una mujer que ha superado los cuarenta años a la que la vida no ha tratado del todo bien, se enamora de Daniel, un hombre condenado por triple asesinato. En la lectura de esta ficción surgen muchos temas: la ruptura con la familia, el opresivo ambiente de la cárcel, el aislamiento, los fallos de la justicia, la imperfección del amor o la capacidad personal de sacrificio. Sonia Rico sabe de lo que habla, porque, además de escritora, ejerce como psicóloga.

«Hace unos años vi por casualidad un documental en el que mostraban diferentes casos reales de mujeres que se habían enamorado de hombres que entraban a prisión por delitos violentos o por asesinato. A mí me impactó mucho y como soy psicóloga enseguida empecé a buscar información para entender el porqué de esa atracción cuando la lógica nos dice que estar con alguien que ha tenido una conducta violenta puede ser potencialmente peligroso», dice Rico Trujillo, que ha contado con el asesoramiento de funcionarios de prisiones de Cataluña para dotar de la mayor profundidad y realismo posible la historia de Amar a un hombre que mata.