La exposición 'Un siglo de esplendor' se clausurará el próximo domingo con una jornada de puertas abiertas en el Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga de la plaza del Obispo. El éxito de visitas ha motivado esta despedida especial a la muestra, que prorroga su estancia en el centro un día más de lo previsto y permite conocerla de forma gratuita.

Desde su inauguración el pasado 7 de mayo, la exposición que conmemora el centenario fundacional de la Agrupación de Cofradías malagueñas ha recibido a cerca de 20.000 visitantes, lo que ha llevado a ampliar su fecha de cierre del 11 de julio al 28 de agosto. El próximo domingo 29 de agosto se podrá visitar también en su horario habitual de 10.30 a 20.00 horas.

'Un siglo de esplendor' reúne un conjunto de obras representativas del patrimonio artístico de las Hermandades y Cofradías malagueñas y está organizada por la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, la Diócesis de Málaga y la Fundación Unicaja. La exposición se compone de más de 190 piezas y está estructurada en diez espacios temáticos que ocupan las dos plantas del Centro Cultural Fundación Unicaja de Málaga, han informado en un comunicado.

La muestra comienza en el patio central con el 'Jardín de la Pasión', una representación de la botánica cofrade con las especies florales y vegetales características de la Semana Santa malagueña. Tras ella, y bajo el nombre 'El triunfo de la muerte en cruz', la primera sala se centra en la representación de la muerte de Jesús en las diversas disciplinas artísticas. Destacan en ella, entre otras piezas, el catafalco de la Hermandad del Sepulcro y los cuatro Jinetes de la Apocalipsis del trono del Santísimo Cristo de la Redención de la Archicofradía de los Dolores de San Juan.

La segunda sala es 'Templo itinerante' y muestra una selección de frontales de trono y sus piezas más relevantes, destacando el de Nuestro Padre Jesús de la Humillación de la Hermandad de la Estrella y la peana de la Virgen del Amor Doloroso de la Hermandad de Pasión. En la primera planta puede verse en 'Insignias de fe' una selección de los hábitos e insignias que encarnan la procesión de nazarenos, con hábitos de la singularidad del de la Hermandad de Viñeros o el guion de Coronación de la Virgen de la Soledad de la Congregación de Mena.

En el cuarto espacio, 'Dios y hombre', se exponen las más valiosas túnicas bordadas en oro de los Cristos malagueños. También se exhibe una selección de atributos propios de las imágenes cristíferas. Se pueden contemplar obras históricas como la túnica bordada de Nuestro Padre Jesús de la Puente del Cedrón de la Hermandad de la Paloma y las potencias en oro de Nuestro Padre Jesús Cautivo.

Los grupos escultóricos son los protagonistas de la quinta sala que, bajo el título 'Cuerpo escénico', se dedica a las imágenes secundarias que dan vida a diferentes pasajes de la Pasión de Cristo en las procesiones malagueñas. Destaca el grupo escultórico de Nuestro Padre Jesús del Santo Suplicio del imaginero Juan Vega y la icónica imagen del sayón popularmente conocido como "Berruguita", obra de Navas Parejo como reproducción de la desaparecida talla de Gutiérrez de León.

La sexta sala la componen la alta joyería y orfebrería como atributos de la Virgen. Coronas, diademas y halos de las dolorosas malagueñas se recogen en 'Signos de realeza'. La corona de oro de la Virgen de las Penas y el halo de coronación de la Soledad de Mena son alguna de las piezas más notables.

En el espacio 'Apoteosis del bordado' se muestran obras en oro y seda, algunas catalogadas como bien de interés cultural. Mantos, palios y sayas entre los que destacan el manto de la Virgen de los Dolores de la Archicofradía de la Expiración y la saya de la Virgen de la Esperanza de la Archicofradía del Paso.

De nuevo en la planta baja el visitante conocerá 'La otra pasión', sala dedicada a la provincia en la que se exponen algunas de las piezas patrimoniales más notorias de las localidades malagueñas. Destacan en ella el manto de la Virgen de los Dolores de Ronda, la corona de Nuestra Señora de la Paz de Antequera y la túnica de Nuestro Padre Jesús el Pobre de Vélez Málaga.

El recorrido de 'Un siglo de esplendor' finaliza en el espacio alegórico 'La vida eterna'. Aquí se exhibe el Santísimo Cristo Resucitado de José Capuz sobre una peana alegórica, obra del artista José Martín España.