El 26 de septiembre, Fran Perea regresa a su hogar, Málaga, y lo hace llevando su música por primera vez al Teatro Cervantes. En el concierto presentará ‘Canciones para salvarme’, su último EP, en el que se homenajea a la música, concebida como un elemento sanador.

A finales de mes vuelve a su tierra, tras rodar la segunda temporada de ‘Kosta’. ¿Cómo están siendo estos días durante el rodaje en Finlandia?

Muy interesantes, ahora mismo estoy en Oulu, un pueblo que está al norte de Helsinki. Me lo estoy pasando muy bien, disfrutando mucho por aquí, porque luego estaremos de enero a marzo o abril rodando en Málaga.

Regresa el día 26 y lo hace llevando su música por primera vez al Cervantes. ¿Cómo se siente?

Me siento muy bien, ir al Cervantes siempre es emocionante y esta vez va a ser la primera que vaya con la música. Nunca he hecho un concierto allí y eso hace que tenga unos nervios extra. Mis amigos y familia van a estar allí, así que intentaremos echar un rato divertido y la gente podrá ver lo que estoy haciendo en el terreno musical.

¿Qué va a ver el público malagueño en el concierto?

Llevamos la presentación de ‘Canciones para salvarme’, el último EP que he editado. Se trata de cuatro canciones sanadoras que pretenden ser un homenaje a la música, con un espectáculo que gira en torno a ese concepto, la música como elemento sanador para mí, la gente que la hace y la que está disfrutando de ella en las butacas. El espectáculo está dividido en cuatro actos, uno por cada canción, y me acompañan Víctor Elías, Alfonso Samos y Marcus Carus, que trabaja en directo conmigo haciendo unas cosas maravillosas que acompañan a las canciones.

También estarán presentes el poeta Jorge Villalobos y la cantautora Lapili.

Mi idea es invitar siempre a gente para se suba conmigo al escenario, porque la música es mucho mejor si se comparte. Jorge Villalobos es un poeta malagueño maravilloso, al que llevo siguiendo desde hace tiempo. No quería dejar pasar la oportunidad de invitarlo y hacer algo diferente con él sobre el escenario. La gente que me conoce sabe que idolatro a Lapili, una pedazo de artista. Me apetecía mucho invitarla a cantar conmigo en el Cervantes, un espacio emblemático para todos los que nos dedicamos a las artes escénicas y la música en Málaga.

Con #DeGiraConFran, dará la oportunidad de subir al escenario a un artista malagueño, con el que cantará un dueto. ¿Cómo está siendo su acogida en las redes sociales?

Muy bonita. Esta experiencia la llevo haciendo desde que comencé la gira. Hay personas que llevan mucho tiempo sin subirse al escenario, personas que se dedican a la música, pero que tras la pandemia han tenido que dejar de hacerlo. También hay aficionados que siguen mi trayectoria y les gusta cantar, por lo que es una oportunidad para que vivan esta experiencia como un concierto en directo en sus propias carnes. Esperamos que estos días haya muchas propuestas y ojalá esto nos haga disfrutar.

No ha sido la primera vez en la que hace un llamamiento en redes. Como antesala de ‘Canciones para salvarme’ animó a que sus seguidores compartieran la canción que en algún momento les ha salvado. ¿Cuál cree que es el poder que tienen las redes sociales?

Para los artistas, las redes sociales son una forma de estar en contacto con la gente que nos sigue, en las que recibimos un ‘feedback’ directo de ellos y de otros artistas. Las redes, usadas con cabeza, son una oportunidad para estar en contacto con muchas cosas que de otra forma no podríamos si no las tuviéramos. Para artistas como yo, que no tenemos detrás ninguna multinacional y sacamos discos, tenemos que suplir las campañas e inversiones económicas con ideas, porque no tenemos dinero para financiar grandes campañas. Las redes nos ayudan a llegar a la audiencia, para que ésta pueda acceder a los trabajos que hacemos.

Es músico, actor, director de teatro y empresario cultural. ¿Se puede decir que es un hiperactivo en el arte?

Soy un hiperactivo en el arte y en la vida en general. Sí, se podría decir que lo soy perfectamente.

En numerosas ocasiones ha defendido que la cultura sana y es necesaria, pero ¿qué cura el Elixir Perea?

El Elixir Perea es una pequeña broma que hicimos con el proyecto de ‘Canciones para salvarme’. Usamos el concepto de una botica antigua para mandar el mensaje de que la cultura es sanadora. El Elixir Perea es solo uno más dentro de todos los elixires que sacamos en ese videoclip. Al final de la canción hago una retahíla de artistas que creo que han marcado generacionalmente a un país como el nuestro.

¿Antes de la pandemia ya valorábamos la cultura o fue con ella cuando nos dimos cuenta de su importancia?

Tanto el público como la gente que hace cultura ya la valorábamos, lo que pasa es que en España desgraciadamente no es un elemento de primera necesidad como lo es en otros países de nuestro entorno. En el país que estoy ahora mismo, Finlandia, la cultura es una prioridad. Esto en España no ocurre, aunque hay ciudades como Málaga que ahora han hecho una apuesta clara por la cultura, algo muy agradable, sobre todo, para las personas que somos de ahí. Tenemos un país en el que todo se politiza y yo creo que la cultura debería estar al margen de la política e incluida en todos los artículos de primera necesidad para que la gente pueda disfrutar de ella, venga el partido que venga o gobierne quien gobierne. Desde las instituciones no se manda un mensaje claro de que la cultura es importante, porque no vemos políticos yendo a teatros, conciertos o museos, por lo que, hasta que eso no cambie, seguiremos viviendo en un país en el que el sector de la cultura está muy por encima de las instituciones que lo representan.

¿Dónde tiene la vista puesta ahora? ¿Algún proyecto por la provincia?

De momento, solo voy a estar el 26 de septiembre en Málaga. Luego, no volveré hasta enero del año que viene, cuando empezaremos a grabar la segunda temporada de ‘Kosta’. Ojalá haya muchas otras cosas que me lleguen por allí y me hagan volver a casa.