Javier Castillo está exultante con los pasos adelante de la adaptación televisiva de 'La chica de nieve', a cargo de Atipica Films para Netflix. El escritor malagueño ha convencido a Netflix de situar la acción de la serie en nuestra tierra y, además, su personaje protagonista, la popular periodista Miren Triggs, ya tiene rostro y cuerpo: los de Milena Smit, uno de los nombres de la temporada gracias a su participación en 'Madres paralelas', de Pedro Almodóvar.

"Málaga, 2010, cabalgata de los Reyes Magos. El momento más mágico del año se convierte en el peor cuando la pequeña Amaya desaparece". Es la breve sinopsis facilitada por el gigante del streaming, que tiene en esta serie uno de sus productos nacionales estrella. Se pasa del Nueva York del libro de Castillo (que, como saben, suele ambientar sus adictivos thrillers en EEUU) a la Málaga en la que nació. "Es un regalo a mi tierra, un viaje perfecto en el que se une lo que escribo y quién soy. No puedo estar más feliz y lleno de alegría de acoger en mi ciudad, con mi gente, a un equipo con el que es un lujo afrontar este sueño. Netflix llega a Málaga", ha tuiteado el autor de bestsellers, que ha despachado más de 1 millón de ejemplares de sus cuatro novelas publicadas hasta la fecha.

Encantado está también el escritor con la elección de Milena Smit como protagonista. "No veo el momento en el que descubráis a Milena Smit en la piel de mi personaje más especial y complejo, con una fortaleza construida sobre el reflejo de un espejo hecho añicos. Miren Triggs es única. Ya la conocéis de mis libros", ha declarado. "Tras meses escribiéndola, tras noches de madrugada en que la sentía susurrarme al oído: —¿vas a contarles eso?, ¿vas a desvelarles todos mis secretos?—, hoy cobra vida, escapa de mis libros, y os puedo asegurar que en los ojos de Milena Smit siempre estuvieron los de Miren", zanja Javier Castillo.