La desbandá, la huida y ataque sobre la población civil en febrero de 1937 durante la Guerra Civil española en Málaga ha inspirado una ficción sonora 85 años después; la meteorología, la manera en la que sonaba la aviación y otros ruidos de la época se han tenido en cuenta para que la recreación sea lo más fiel posible.

El músico y productor catalán Miguel Ángel Vera ha puesto la música del hecho histórico con cinco piezas a piano, cuando el 7 de febrero se cumplen 85 años desde el éxodo masivo de personas de Málaga a Almería a causa de la entrada de las tropas franquistas en la capital malagueña.

Vera ha explicado a EFE que decidió hacerlo solo a piano porque como en La desbandá la gente se tuvo que ir con lo único que tenían, no ha querido instrumentarla mucho, "he pretendido hacerlo lo más desnudo posible y tocarlo solo con un instrumento".

Inspiración

Se ha intentado inspirar en la soledad, en el valor de una sola cosa, y en qué te llevarías si tuvieras que salir corriendo porque ante lo que se avecinaba, casi con lo puesto, con unas pocas pertenencias en carrillos de mano, en bolsas, cientos de malagueños huyeron a pie por la carretera de la costa hacia Almería.

Entre las cinco piezas que ha creado hay dos que le han marcado mucho. "Entre Olivos". Con ese título muchos pueden pensar que es el momento que descansaban las personas que huían, pero es todo lo contrario: "se trata de recrear cuando capturaban a alguien y lo colgaban entre los olivos".

Y "El cuadro", que trata de las pertenencias que una persona decidió llevarse en la huida y que solo era un cuadro, lo que le hace preguntarse a Vera, qué representaba para ese hombre ese lienzo para decidir llevar solo eso en su marcha, por qué y para qué.

También se ha inspirado en sus padres, que nacieron en la Guerra Civil, "mi padre no conoció al suyo hasta los 4 años, y vivieron esa parte; mi abuelo fue prisionero de guerra en Francia y entonces la inspiración también me ha venido un poco de ahí".

Proyecto de la ficción sonora

Ha dado las gracias al director del proyecto, Alejandro Blanco, por contar con él para este audiodrama que recorre las principales decisiones políticas y militares en esas fechas así como el drama vivido por miles de personas ante y durante la huida.

La emisora comunitaria Onda Color ha estrenado la ficción sonora este sábado y con este proyecto también se intenta promocionar a artistas locales con un perfil muy variado, desde los 9 a los 76 años, desde una cocinera a un catedrático universitario, incluyendo profesionales de la interpretación y estudiantes de arte dramático, entre otros.

El guion se divide en cinco capítulos e intervienen cuarenta actrices y actores interpretando a un total de sesenta personajes.

Blanco ha destacado que las radios comunitarias, especialmente las latinoamericanas, usan la ficción con una finalidad que trasciende el mero entretenimiento y aborda lo educativo, la concienciación o la explicación de la realidad.

El radioteatro fue un género estrella de la radiodifusión española que decayó, pero que ahora se está recuperando gracias a los podcast y al interés que el formato despierta en jóvenes creadores y en el público.

Para ello, es clave que sigan los apoyos públicos, como el recibido para este proyecto por parte del Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, ha subrayado el director del proyecto.

Según Blanco, La desbandá es un hecho histórico relativamente conocido en las familias donde alguna persona participó, aunque por lo general la sociedad desconoce las claves políticas y militares que explican la tragedia que se produjo.

"Dentro del reparto varias personas tienen familiares que huyeron en La desbandá. Incluso una actriz ha descubierto ahora, en estos meses de producción, que su abuela también formó parte", ha relatado el director.

Los actores, Enrique Armijo (i), Ángela López (2d) y Juanjo Serna (d) representan este domingo una escena sobre La desbandá que el músico y compositor catalán Miguel Ángel Vera (2i) acaba de crear una ficción sonora a piano. Carlos Diaz (EFE)

Entre Málaga y Barcelona

Miguel Ángel Vera, que está "a caballo" entre Málaga, donde reside, y Barcelona, su tierra natal, ha trabajado con el cantautor Joan Amèric, ha formado parte de Joglars e Senglars (grupo referente de música celta en Cataluña) y también ha trabajado con David Civera, Antonio Orozco, Los Diablos, Maike Lüdenbach, Nass Marrakech, Zush y Lux, entre otros.

También ha realizado bandas sonoras para Televisión Española y la TV3 y para numerosas obras de teatro y tiene dos discos en solitario, "Arborescente" y "Momentos"; bajo su firma comercial de "El Argonauta".

Además desde hace veinte años está en la docencia y desde hace doce años imparte clases en TriArte Centro de Estudios Artísticos, un conservatorio privado de Málaga, que según Vera, motivó que "sacara del cajón" muchas de sus composiciones que tenía guardadas para un concierto con alumnos.