Málaga fue este sábado por la noche anfitriona del primer y único concierto de C. Tangana en Andalucía. Tras reubicar fechas debido a la ola de contagios, el artista dio el primer concierto de su ‘Sin cantar ni afinar tour’.

El escenario elegido para la particular fiesta flamenca del cantante fue el Palacio de Deportes José María Martín Carpena. Una noche en la que Pucho, otro de sus seudónimos, presentó «el disco más importante de su carrera».

Poco antes de las 21.30 salió dispuesto a comerse el escenario, ante un entregado y ansioso público que lo esperaba. Arrancó el espectáculo con Still rapping, un explosivo tema para ir abriendo bocas. 

Una puesta en escena en la que Pucho, acompañado de su orquesta en una especie de club de jazz, canta desde unas mesas redondas mientras un camarero los atiende. Unas mesas por la que pasaron invitados como Omar Montes y Canelita, para cantar su último single La Culpa. Rita Payés, que lo acompañó en la gala de los Goya, con Te Venero o Lucía Fernanda para interpretar Ateo. 

Con percusión de Semana Santa y con un in memoriam a Sergio Larrinaga en pantalla, C Tangana sigue con Demasiadas mujeres.

En la tiny desk de Pucho se arrancó con Los tontos y Me maten, antes de pasar a Llorando en la limo y Comerte Entera.  Más de una hora y media en la que el artista deleitó con su música a más de 10.000 asistentes.

Dejando a un lado la música background con la que empezó en Crema, Pucho hizo un recorrido por las canciones más notables de El Madrileño, sin olvidar algunos de sus éxitos.

El Madrileño consiguió llevar al escenario una sobremesa llena de música. Con una puesta en escena como si de un tablao flamenco se tratase, dónde no faltaron las palmas y las guitarras. Un concierto en el que consiguió unir también la bachata, R&B, rock n roll y el folk rumba. 

Un Antón más folclórico y rumbero, que pretende a través de este disco rendir homenaje a sus recuerdos. Una trayectoria musical que ha pasado por una metamorfosis musical y personal. De Antón Álvarez a C. Tangana y de C. Tangana a El Madrileño.

El madrileño, en un momento del concierto. Gregorio Marrero

Antón Álvarez (31 años, Madrid) ha tardado dos años en componer El Madrileño, el disco más vendido de 2021. Un álbum que se distingue de los anteriores por su música, referencias y reivindicaciones de la canción popular española y latina.

El Madrileño está repleto de colaboraciones, con figuras distinguidas de la industria española, como Andrés Calamaro, Jorge Drexler, Gipsy Kings, Toquinho, José Feliciano, Kiko Veneno, El Niño de Elche, La Húngara, Nicolas Reyes, Tonino Vallardo, Eliades Ochoa y Pepe Blanco. Un disco que ha reeditado como El madrileño (La sobremesa). Una nueva edición con varias sorpresas y cortes inéditos junto a artistas como Omar Montes, Canelita y Omara Portuondo entre otros. La reedición del álbum cuenta además con las versiones propias de ‘Me maten’ y ‘Los tontos’, así como la versión original de ‘Un veneno’ junto a Niño de Elche.