Espectacular momento el que atraviesa María Peláe. La malagueña, cada vez más popular por su participación en el talent show de celebrities 'Tu cara me suena', acaba de anunciar la publicación, el próximo 11 de marzo, de su segundo álbum, 'La Folclónica', un título más que revelador sobre las intenciones de esta Lola Flores desprejuiciada, traviesa y simpática. 

"El disco estará disponible en formato físico (sí sí en las tiendas, illa!) y en todas las plataformas digitales. Hecho como un buen potaje, a fuego lento y con amor. Esta Folcrónica huele a casa y a alguna que otra verdad", ha asegurado en sus redes sociales.

Portada de 'Folcrónica' La Opinión

Los 12 temas que forman el álbum han sido compuestos por la propia Maria junto a Alba Reig (Sweet California), y producido por esta última junto con otros productores como Riki Rivera o Alaín Perez. Además, la cantante contará con las colaboraciones de Pastora Soler, Nia Correia y Sandra Carrasco.

Con una tatarabuela que era cantaora en el Café de Chinitas, de casta le venía al galgo a María Peláe. Empezó a los 9 años, agazapada en su guitarra acústica, por timidez, para expresarse, y lleva años buscando nuevos métodos para comunicar «para probarse» a sí misma: «Me mandan muchos mensajes diciéndome que si lo que quiero es llegar a más personas... Pues claro. Qué pasa si quiero llegar a más personas si yo sé que no he perdido la esencia en el fondo».

La malagueña comenzó su andadura musical hace ya más de una década años como Alsondepez. Tiempo después, se despojaría de la última letra de su apellido para no ser confundida con la nadadora malagueña. Con este nuevo nombre artístico sacó a la luz su primer disco en 2017, 'Hipocondria'. Su evolución musical la ha llevado por muchos lados, especialmente por esa mezcla de jondo simpático y música urbana con mensaje de temas como 'La niña', uno de los que la catapultó a la fama. Pero siempre, siempre, haga lo que haga, habrá un referente, un ídolo: Lola Flores. «Soy súper fanática de ella. Tengo una muñeca enorme en mi mesita de noche, herencia de mi abuela. Mi pareja tiene que aceptar que yo le doy un beso en la frente a la Lola Flores antes de acostarme».