La Fundación Rafael Pérez Estrada presentó ayer Prosa (1997-2002). Volumen III, de Rafael Pérez Estrada, el volumen de su Obra reunida dedicado a la narrativa, género literario al que se dedicó con fruición durante la última etapa de su vida.

Bajo la edición del poeta, crítico y traductor Jesús Aguado, experto en la obra de Rafael Pérez Estrada, la editorial Renacimiento ha publicado el segundo de los cuatro tomos que aunarán la obra completa del escritor, dibujante y abogado malagueño, por lo que ya está disponible en librerías.

Así como Poesía (1985-2000). Volumen II, editado por el poeta y profesor de la Universidad de Málaga Francisco Ruiz Noguera, inició la colección el pasado año 2020, el resto del corpus perezestradiano quedará dividido en dos volúmenes restantes: Primeros escritos y Teatro y entrevistas. Así, gracias a la fundación malagueña que lleva su nombre, en colaboración de la editorial Renacimiento, toda la obra de Rafael Pérez Estrada, dispersa y en ocasiones descatalogada, está siendo recuperada.

Prosa (1997-2002). Volumen III reúne cinco libros de novelas y relatos entre Ulises, o libro de las distancias (Huerga y Fierro, 1997), La extranjera (Espasa, 1999), El muchacho amarillo (Plaza y Janés, 2000), La sombra del obelisco (Espasa, 2002), y Doctor Harpo (Espasa, 2002). En relación con el título, Jesús Aguado señala en la introducción del mismo que, así como la poesía de Rafael Pérez Estrada fue tendiendo cada vez más hacia el poema en prosa, «su ambición de hombre creativo y lúdico le pidió algo más: la prosa de toda la vida, la prosa pura y dura», aunque «sin renunciar a su carácter experimental ni a ser ese poeta universal que ya había conquistado dentro de sí con sus obsesiones de siempre»: muchachos y muchachas, niños y niñas, ángeles, sueños, sombras, nubes, estrellas, lluvias, lunas, animales y múltiples colores.