Kiosco

La Opinión de Málaga

Música

Delicatessen musical: Eli Paperboy Reed, en La Cochera Cabaret

El vocalista estadounidense, clásico del revival soul, reinterpreta el repertorio del trovadour country Merle Haggar el 15 de junio

El cantante, en una imagen promocional reciente La Opinión

Qué bien que en la agenda musical de Málaga, más allá de macroeventos, se cuelen de vez en cuando citas exquisitas, de ésas especiales. Por ejemplo, Eli Paperboy Reed este 15 de junio en La Cochera Cabaret. Pura ambrosía para los aficionados al soul, el rock con roll y el country.

Hace años que Eli Reed dejó de usar la vieja gorra de su abuelo que hizo que en el instituto le llamaran 'Paperboy' (el repartidor de periódicos), aunque el de Boston sigue llevando ese mote con orgullo. El que fuera la gran esperanza del nuevo soul, con álbumes como su debut, el espectacular 'Roll with you', es hoy un cantante con una larga trayectoria que sigue apostando por la música de otros tiempos pero siempre a su manera. "Aunque la música soul es una gran influencia para mí, no estoy tratando de replicar lo que alguien hizo antes. Estoy escribiendo mis propias canciones y cantando con mi propia voz, no la de otros cantantes anteriores", comentó una vez el vocalista. De hecho, cuesta distinguir cuáles son sus temas originales de los clásicos que interpreta, prueba de su calidad como compositor, más allá de su enciclopédica sabiduría como aprendiz de la historia musical.

En su última grabación, 'Down every road', se aleja, relativamente, del revival del soul de los 60 y 70 para acercarse a la imprescindible figura de uno de los grandes del country, Merle Haggard. Desde 'Mama tried' hasta 'Today I started loving you again', 14 rodajas de música sureña, emocionante, transparente. ¿Por qué Haggard? "Él podía llegar a sentimientos extraordinariamente complicados en canciones de dos minutos y medio. Eso siempre se quedó conmigo", cuenta. No podía ser de otra manera, Reed perfuma el repertorio del trovador con los vientos del soul de Memphis y ritmos a lo Stax, su marca registrada.

Así que avisados están aquellos que echan de menos las guitarras, las gargantas que sudan de emoción y los sentimientos electrizantes: el 15 de mayo, bolo insoslayable.

Compartir el artículo

stats