Con un largo historial de premios y en mitad de una «gira espectacular», tras diez semanas en cartel en Madrid (superando los 150.000 espectadores), llega al Teatro Cervantes el musical El médico. Esta nueva visión más «realista y cruda» dirigida por Ignasi Vidal sobre el superventas de Noah Gordon es una producción totalmente «made in Spain», con un reparto de 25 actores (que deben desempeñar un exigente trabajo vocal), con música en directo y un vestuario de casi 500 trajes diseñado por Lorenzo Caprile. El Cervantes acogerá entre el jueves día 1 y el domingo 11 de septiembre un total de 14 funciones del espectáculo protagonizado por Guido Balzaretti.

El médico nos presenta a un joven inglés, Rob J. Cole, que se queda huérfano y sin recursos siendo un niño y que tendrá una vida llena de experiencias y aventuras, viajando de Londres a Persia en el siglo XI. Los creadores de esta adaptación sobre la conocida novela son el compositor musical Iván Macías y el escritor Félix Amador, quienes consiguieron que Noah Gordon se implicara en este proceso creativo. ¿Cómo? «Logramos convencerlo tras insistir mucho. La clave fue atreverse a desarrollar el prólogo musical. «Hicimos una grabación y se lo dejamos escuchar a su hijo, que gestiona los derechos. Lo paró a la mitad: Esto lo ha de escuchar mi padre», comentan los responsables del ambicioso proyecto. Nada mal para unos primerizos en este tipo de aventuras: desde cero, sin una estructura y una experiencia previas, Macías y Amador lograron solventar un reto complejo, caro y arriesgado. Y con nota. Ver a los asistentes en pie aplaudiendo a rabiar no es extraño. Tan atractiva es la adaptación que hasta una empresa ha adquirido los derechos del musical para representarlo en Alemania. Ahora, tras su exitoso debut en este complejo mundo, los productores preparan una nueva adaptación de otra popular novela, La historia interminable, de Michael Ende.

Presentación del musical 'El médico'

Visión

El director artístico de El médico, Ignasi Vidal, «quería acercarse más al libro, dar una visión más oscura, realista y cruda, menos Disney», aseguran desde la compañía, Beon Entertainment. Y con un especial énfasis en la ambición, sin dejar ni un solo detalle al azar. Alfons Flores, escenógrafo con una gran experiencia en la ópera, y el ilusionista Jorge Blass han colaborado para lograr transportar al público, como por arte de magia, de la húmeda Inglaterra al árido desierto o el palacio del sha de Isfashan en la antigua Persia. Y el ilusionista enseñó a los intérpretes trucos para hacer aparecer y desaparecer cosas como los menjunges que vende el futuro médico cuando viaja con un barbero ambulante con remedios para casi todo. 

Escena del musical 'El médico'

La obra cuenta con todos los elementos que los amantes de los musicales querrían ver, se enorgullecen desde la compañía. Y entre esos ingredientes está el amplio elenco, con experiencia en teatro musical (si no sería imposible abordar «este triatlón a todos los niveles» que supone cada función de El médico, confiesan los intérpretes), la orquesta de 14 músicos que tocan en directo y también el hecho de que sea «el musical más premiado en España en la última década». Sin olvidarnos del trabajo del modisto Lorenzo Caprile, que ha creado un total de 490 trajes que son piezas de museo.

El médico es una producción de Beon, empresa galardonada con el premio Max 2021 al mejor espectáculo revelación por el musical Antoine y cuya marca propia es que «todos los productos son 100% españoles, made in Spain».