Kiosco

La Opinión de Málaga

Opinión

Noche en Blanco: una noche casi sin noche

Vuelve la cita popular con la cultura, con un horario menos nocturno que nunca: terminará a las 00.00 horas

Imagen de archivo de una pasada edición de La Noche en Blanco de Málaga. L. O.

Me sorprendió al caer en el buzón de entrada de mi correo electrónico un mensaje con este encabezado: "Regresa La Noche en Blanco de Málaga, que se celebrará el 8 de octubre". Había desaparecido de mi cabeza completamente. Con el parón pandémico se produjo una especie de reseteo que, en mi caso, ha servido para diferenciar las cosas imprescindibles de aquellas que, creo, son especialmente olvidables pero que se mantenían por costumbre. 

La Noche en Blanco boquerona, la adaptación de un formato nacido en París en 2002, fue diseñada como un encuentro del arte y la cultura para disfrute de la ciudadanía malagueña y visitantes. Sus propuestas culturales se coordinan desde el Área de Cultura del Ayuntamiento y participan tanto iniciativas públicas como privadas. Al final, hablando de resultados, nunca ha sido demasiado apasionante: entretenimiento a cholón, a cascoporro, con conceptos vacíos y pueriles, como de guardería (el de este año, "los cuatro elementos"); en fin, otra de esas cosas que llaman "eventos", una excusa más para que la gente se dé un paseo por el Centro para mitigar el aburrimiento. Lo peor, eso sí, las condiciones en las que los verdaderos creadores brindaban su colaboración, tan poco amigables que, al final, poco a poco, casi todos abandonaron el barco. 

Pero es que ya no tiene mucho sentido ni el propio concepto, al menos como se ejecuta aquí. Veamos: empiezo a leer el correo electrónico que informa sobre la vuelta de la cita y me encuentro con que su horario es de 19.00 a 00.00. Teniendo en cuenta que con el horario ya veraniego anoche en torno a las 22.00 horas, el asunto tiene mucho más de "en blanco" que de "noche", desde luego. Pero es que tiro de hemeroteca y compruebo que la convocatoria del 2018 duró hasta las 2 de la madrugada y la del 2019, la última antes de la pandemia, hasta la 1. Si sigue la cosa así, el año que viene termina antes de que se enciendan las farolas. Si para alguien del Ayuntamiento lo de hacer La Noche en Blanco todos los años se ha convertido en un auténtico fastidio, que no se preocupe; de verdad, que la cancele y aquí paz y después gloria. Yo, desde luego, no la voy a echar de menos. 

Compartir el artículo

stats