Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Belly Hernández Teclista de Dorian

«El público capta e investiga el mensaje de nuestras canciones»

Dorian, que viene el próximo 1 de julio a Málaga con motivo del Brisa Festival, cumple 20 años encima de los escenarios

Dorian, en una foto promocional La Opinión

Para quienes no los conozcan, ¿cómo definiría usted el estilo de Dorian?

Somos una banda que hace canciones pop muy reconocidas con tintes electrónicos y un cuidado especial por la forma en la que se presentan esas canciones. 

¿Cómo surgió Dorian?

Nosotros surgimos alrededor de la escena de la música independiente y electrónica de finales de los 90 en Barcelona. Éramos un grupo de gente interesado por la música, que acudíamos a las mismas salas y a los mismos clubes a bailar. Ahí pusimos en común nuestra pasión por ese tipo de sonidos. 

Y con su último disco, 'Ritual'. ¿Qué quieren transmitir al público? 

Es un disco que supone bastante un antes y un después en el sonido de la banda porque nos abre a nuevas sonoridades, nuevas formas de hacer las cosas, igual influenciadas también por los viajes que hemos hecho a Latinoamérica.

¿Qué significa para ustedes recorrer tantísimos países con Dorian?

Esto es un sueño hecho realidad, no hay nada más hermoso que poder recorrer el mundo presentando tus canciones y descubrirlo de esta manera tan particular que es girando. Digamos que conocer en profundidad otros países es algo que sorprende mucho porque te abre a un mundo de ideas, de sensaciones, de pensamientos hasta gastronómicos…Y todo esto, de alguna manera, también acaba haciendo eco en nuestras canciones.

¿Por qué su canción 'Mundo perdido' tiene que ver con el presente que estamos viviendo ahora mismo?

'Mundo perdido' es una canción que reivindica en estos momentos en los que igual estamos viviendo todos en el metaverso, en un mundo puramente tecnológico, cierta superficialidad, cierta rapidez que hace que no podamos asimilar los contenidos. Reivindica un poco el precio y la importancia de la cultura, de los libros, de informarse bien para ser ciudadanos completos con criterio y no acabar siendo uno más del rebaño.

En su público, tanto en España como fuera en otros países ¿se observan diferentes generaciones?

Sí, nosotros tenemos la grandísima suerte de que nos escucha gente de edades muy diferentes. Hemos ido enganchando nuevas generaciones tanto aquí como en Latinoamérica y además, es un público muy dispar. La verdad es que esto nos llena de orgullo. 

¿De qué manera influye la literatura en su música?

Muchísimo porque tanto Marc como el resto de miembros somos muy lectores y yo creo que eso evidencia cierta lírica a la hora de escribir canciones y en muchas referencias literarias que se ven en las letras. Algunas son más evidentes como la referencia a Gabriel García Márquez en ‘Dos vidas’ cuando Marc dice «un día sin ti son 10 días de soledad». Y luego otras más encubiertas. Lo más bonito es ver también cómo el público ve que hay un mensaje, lo capta, investiga e intenta desentrañar como si fuese un acertijo qué referentes literarios hay detrás de nuestras canciones.

Ya mismo van al Brisa Festival, en el que todos los grupos van a hacer un homenaje a Danza Invisible, ¿Tienen claro ya que tema van a interpretar de la banda liderada por Javier Ojeda?

[Ríe] No, todavía no lo tenemos claro. Estamos decidiendo aún, porque sí, hacer versiones no es nada fácil pero, a la vez, resulta también algo muy estimulante porque te fuerza un poco a salir de tu zona de confort y ver cómo está hecha una canción por dentro. Elegir la canción es dificilísimo y, a veces, te puedes llevar sorpresas porque puedes escoger una que se parece más a lo que tú haces o puedes coger una que es totalmente lo contrario, como que se aleje un poco para darle una vuelta y que todo sea un poco más divertido. Estamos deliberando, que sea sorpresa también, ¿mejor, no?

Brisa: un homenaje a Danza Invisible para regresar a lo grande



Por fin, aparentemente superada la pandemia, regresa el Brisa Festival, una joven cita musical que busca satisfacer a los seguidores más desprejuiciados de la escena indie nacional, con muchos guiños a los talentos locales. En esta nueva convocatoria, los días 1, 2 y 3 de julio, más que de guiño hablamos de otra cosa: y es que la cita celebrará por todo lo alto los 40 años del nacimiento de Danza Invisible, la banda más popular del pop rock de la Costa del Sol y que vive una eterna segunda juventud llena de conciertos por toda España. Por supuesto, no serán los únicos que pasarán por la Plaza de Toros, la sede del Brisa: otros veteranos de los ochenta como Seguridad Social, Juan Perro (o sea, Santiago Auserón) y Mikel Erentxun (ex Duncan Dhu), y artistas de nuevas generaciones como Amaia, las malagueñas Anni B Sweet y Dry Martina, La La Love You y Miss Caffeina compartirán cartel y también devoción por los Danza: y es que todos los grupos invitados por Brisa interpretarán durante su actuación una canción de Javier Ojeda y los suyos. Una exposición en pleno Centro Histórico con una recopilación de las mejores fotografías, portadas de discos y recuerdos desde el nacimiento de Danza Invisible en los años 80 hasta la actualidad también integra la agenda del Brisa Festival.

Compartir el artículo

stats