Exposición fotográfica

Mandy Barker crea para el Mupam una serie sobre la contaminación de residuos plásticos en el mar

La muestra 'Penalty' podrá visitarse hasta finales de septiembre - Casi 40 imágenes componen la exposición de la fotógrafa británica

Algunas de las imágenes de la exposición 'Penalty' de Mandy Barker

Algunas de las imágenes de la exposición 'Penalty' de Mandy Barker / L. O.

L. O.

El arte y la ciencia se dan la mano en la exposición de la artista internacional Mandy Barker, que bajo el título 'Penalty', intenta atraer la atención sobre uno de los problemas medioambientales más graves a nivel global: el de la contaminación de los mares y océanos por los residuos plásticos. Esta muestra ha sido creada exprofeso para el Mupam, donde podrá visitarse hasta el 25 de septiembre.

La concejala de Cultura, Noelia Losada, acompañada por la propia creadora y la comisaria de la exposición, Helena Alonso, ha presentado este miércoles la exposición, que podrá visitarse de martes a domingo de 10.00 a 20.00 horas (hasta el 30 junio) y de 10.00 a 14.00 y de 17.30 a 21.30 horas (desde el 1 de julio al 31 de agosto). Además, este jueves habrá talleres infantiles que dirigirá la propia artista con dos grupos de escolares.

A través de 38 imágenes, Mandy Barker muestra el resultado de un trabajo fotográfico realizado con información aportada por científicos, a quienes se une en ocasiones en expediciones a lugares como la Isla Henderson, a 5.000 kilómetros de la masa de tierra más cercana, en el Pacífico sur. Un lugar remoto y cuyas costas están contaminadas por los plásticos que llegan de las corrientes marinas. Así, las series reúnen el trabajo de más de una década que, lejos de quedarse en la contemplación estética, aporta relevante información sobre la crisis medioambiental global.

La comisaria de la exposición, Helena Alonso, expresa que la exposición 'Penalty' "lleva implícita, al igual que en el fútbol, la necesidad inmediata de parar tras romper las reglas del juego establecidas, en este caso con el mar, el medio donde un día surgió la vida, y adoptar cambios urgentes en la producción, empleo y desecho de los diferentes tipos de plástico producidos y acumulados en la naturaleza antes de ser 'penalizados'".

En palabras de Alonso, 'Penalty' centra la atención en el balón de fútbol como símbolo global con capacidad para llegar a una audiencia internacional. Para este proyecto Mandy Barker contó con la colaboración de personas de todo el mundo, a través de una convocatoria por las redes sociales, para que recogieran y le enviaran balones de fútbol que encontrasen en el mar o en la costa. En cuatro meses se recuperaron 992 balones y restos de ellos en 144 playas de 41 países e islas por 89 personas.

Otra de las imágenes de la muestra 'Penalty', en el Mupam.

Otra de las imágenes de la muestra 'Penalty', en el Mupam. / JAVIER RAMIREZ

La muestra está formada por varias series fotográficas. En 'Shelf-Life' (vida útil), la artista reflexiona sobre la contaminación plástica marina presente en la deshabitada isla Henderson desde el punto de vista de la vida de los objetos plásticos recuperados que un día estuvieron en el estante de algún supermercado. Así, cada foto está titulada con un código de barras.

La serie 'Lunasea' también está centrada en esta isla, pero en este caso, en la acumulación de desechos plásticos arrastrados a sus costas. En concreto, se muestra cómo el paisaje de Henderson se asemeja a la superficie de la luna, con cientos de boyas de pesca de plástico perturbando su superficie. La serie fue nominada para el premio Leica Oskar Barnack 2020 y se presentó en Vogue en noviembre de 2021.

En 'Hong Kong Soup: 1826' muestra residuos de plástico recogidos en más de 30 playas de Hong Kong. 1.826 es la cantidad de toneladas de residuos plásticos municipales que cada día van a parar a los vertederos de Hong Kong. Los plásticos de la serie representan una colección global de desechos que han existido durante distintos periodos de tiempo en los océanos de todo el mundo.

La serie 'Beyond Drifting: Imperfectly Known Animals' fue seleccionada para el Premio Pictet Space 2017, el principal galardón mundial de fotografía sobre sostenibilidad. En ella la artista recrea el universo del plancton. En 'Still. Flesh-Footed Shearwaters' la protagonista es la isla de Lord Howe, que alberga una de las mayores colonias de pardelas de patas carnosas. Barker se unió a los científicos en la isla en el momento en el que los polluelos abandonan sus nidos y migran al Mar de Japón, pero en lugar de eso, encontraron a las aves muriendo en la costa, incapaces de volar por el peso de los residuos plásticos en sus estómagos.

En la serie 'Where am I going?', se incorporan restos de globos y sus accesorios atados, que tras escaparse estallan a una cierta altura y caen en pequeños fragmentos poniendo en peligro la fauna marina. Y, por último, en 'Indefinite', Barker estima el tiempo que tardan los objetos de plástico desechados en degradarse en el mar. La tasa real de degradación de cada objeto de plástico dependerá en gran medida del medio ambiente circundante y por ello la artista considera la degradación de todos estos materiales como indefinida.

Noelia Losada, junto a Mandy Baker, visitando la exposición.

Noelia Losada, junto a Mandy Baker, visitando la exposición. / JAVIER RAMIREZ

Para poder profundizar en la información científica que sirve de inspiración para la creación de la obra de Mandy Barker resulta esencial observar los numerosos cuadernos de notas que la artista ha ido compilando en sus expediciones científicas en su trabajo cotidiano, que se proyectan en la exposición.

De hecho, en uno de sus escritos la artista indica que "la única manera de abordar el problema es para la producción innecesaria de plásticos de un solo uso, y hacer responsables a los fabricantes de los residuos que generan". Además, aboga por crear una legislación a escala mundial "en la que los países se unan para implantar medidas que cubran todo el ciclo vital del plástico, desde su extracción hasta su eliminación".

"Por sí solo, el arte no puede cambiar el mundo --reconoce la artista--, pero cabe abrigar la esperanza de que mi obra, al llamar la atención sobre la contaminación de los mares por plásticos, contribuya a informar y concienciar sobre esta faceta del cambio climático, y anime a un público más amplio a querer tomar medidas", espera Barker.