Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Un fenómeno turístico

Escenarios de series, destinos de vacaciones

Si tiene previsto algún viaje por España, puede aprovechar para acercarse a algunos de esos lugares que han acogido rodajes

La serie Malaka tiene en la ciudad de Málaga a una protagonista más.

Tras un invierno encerrados viendo series sin parar, es hora de vivirlas de otro modo. ¿Qué tal visitando los lugares donde se han grabado algunas de las escenas para sentirse como uno de los protagonistas de sus historias? No hace falta irse muy lejos. Si tiene previsto algún viaje por España, puede aprovechar para acercarse a algunos de esos escenarios que han acogido rodajes dentro de nuestras fronteras.

Porque la producción española que tan de moda está en el mundo gracias a éxitos como La casa de papel cada vez se lanza más a explorar el rico territorio de la Península y de sus islas, algo que también descubrieron producciones estadounidenses como Juego de tronos (y que ahora ha vuelto a hacer The Witcher), que tanto partido sacó de los paisajes españoles. Y hay series que logran convertir su escenario de rodaje en un protagonista más. Viajemos por España a través de casi 30 títulos televisivos.

Zona Norte

Rapa. La muerte de la alcaldesa de Cedeira (A Coruña) es el punto de partida de esta serie de Movistar+ de los creadores de Hierro. La Serra da Capelada, una espectacular zona montañosa entre las rías de Cedeira y Ortigueira, concentró gran parte del rodaje. Por ejemplo el Curro de A Capelada, en los acantilados de Vixía Herbeira, donde recrearon la ‘rapa das bestas’, y el pueblo pesquero de Cedeira. Otro de los escenarios de la trama les llevó a la ciudad de Ferrol, de la que podemos ver barrios como el de la Magdalena.

Intimidad. Esta producción de Netflix cuenta la historia de unas mujeres (les dan vida Itziar Ituño y Verónica Echegui) que ven violada su intimidad al compartirse imágenes sexuales de cada una. Pero el que más se exhibe, para bien, es Bilbao, con lugares emblemáticos como el Museo Guggenheim (que este año celebra el 25º aniversario), Azkuna Zentroa y el Casco Viejo, pero también lugares inaccesibles como el ayuntamiento de la ciudad. Además de pueblos cercanos (todo allí es cercano) como Portugalete y Plencia y las playas de Laga y Sopelana.

El desorden que dejas. La serie de Netflix sobre la enigmática muerte de una profesora (Bárbara Lennie) se rodó en las termas de Bande y los pueblos de Celanova, Allariz y Ribadavia (Ourense), en los bosques de Chelo, en Coirós (A Coruña) y en los miradores del Sil, en Sober (Lugo).

Doctor Mateo. La ficción de Antena 3 sobre un doctor rural (Gonzalo de Castro) es la que mejor ha reflejado hasta ahora la belleza de los parajes asturianos. Explotó los de Lastres, con su faro, sus acantilados, el puerto y los miradores de la Atalaya y El Castillo. Incluso se crearon rutas turísticas para conocer esos lugares.

El internado. Las Cumbres. Navarra y el País Vasco acogieron el rodaje de la serie de terror de Amazon Prime. El monasterio de Iratxe, del siglo XI, el palacio del Infantado en Lazkao y el frondoso bosque de Artikutza, en Goizueta, son algunas de sus principales localizaciones.

Juego de Tronos. Aunque la serie de HBO visitó casi toda España (Catalunya, Navarra, Castilla La Mancha, Extremadura, Andalucía), algunas de las localizaciones más espectaculares las encontró en el País Vasco. Como la iglesia de San Juan de Gaztelugatxe (Vizcaya) y su imponente escalera, que se transformó en la fortaleza de Rocadragón.

Sin límites. La producción de Amazon Prime Video que narra la expedición de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano, que supuso la primera vuelta al mundo (hito que celebra este año su 500º aniversario), tiene muchas escenas rodadas en exteriores del País Vasco (Azkoitia, Lazkao y la playa de Azkorri, en Getxo), y de Navarra (Olite y la catedral de Pamplona). Aunque también de ciudades comoSevilla, Huelva y Madrid.

Repaso por España a los escenarios de 30 series famosas.

Zona Este

El embarcadero. La ficción de Movistar+ es un muestrario de lo que uno se puede encontrar cuando pisa Valencia: la metrópolis moderna, la que representa la Ciutat de les Arts i les Ciències, y la Albufera, concretamente la playa de El Saler y el pueblo de El Palmar, un paisaje de humedales de extraordinaria belleza. La historia que cuenta El embarcadero es la de un hombre casado con una bella y sofisticada arquitecta, que protagoniza un romance con una hippie que vive libre en una casita entre arrozales. El contraste de las dos mujeres y donde viven resulta de lo más sugerente. El mismo que puede experimentar el viajero.

Los herederos de la tierra. La serie basada en la novela escrita por Ildefonso Falcones, segunda parte del best-seller La catedral del mar, vuelve a discurrir en una Barcelona tardomedieval del siglo XVI y se centra, en esta ocasión, en la vida de Hugo Llor (Yon González). Rodada en localizaciones de Cataluña, de la capital catalana se pueden ver la plaza del Rei, la calle de la Pietat y Santa Maria del Mar, además del monasterio de Murtra (Badalona), Molins de Rei y los viñedos de Sant Sadurní d’Anoia. De Girona, el castillo de Peralada, Peratallada, el barrio judío y Monells. De Tarragona, Santes Creus, Tortosa y la playa La Tamarita en la localidad de Altafulla. nómenos sobrenaturales que discurre en los años 90 en la Comunidad Valenciana, se ha rodado básicamente en Alicante: Altea, Xàbia, El Perelló (Sueca), Santa Pola y Calpe, además de en Castellón. Y en la Albufera.

El inocente. El thriller de Netflix que protagoniza Mario Casas se desarrolla en una Barcelona capital que brilla en medio de una trama oscura, con imágenes del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), Montjuïc, el Hospital de Sant Pau, además del hotel Hesperia Tower (L’Hospitalet de Llobregat), El Masnou, Sabadell, Terrassa, Granollers, Manresa, Lloret de Mar...

Paraíso. La Stranger Things española, una serie sobre aventuras adolescentes y fenómenos sobrenaturales que discurre en los años 90 en la Comunidad Valenciana, se ha rodado básicamente en Alicante: Altea, Xàbia, El Perelló (Sueca), Santa Pola y Calpe, además de en Castellón. Y en la Albufera.

Merlí: Sapera Aude. El spin-off de Movistar+ de la famosa serie de TV-3 Merlí, en la que el protagonista (Carlos Cuevas) inicia un nuevo viaje por su sexualidad (y la filosofía), tiene su principal plató en la Universitat de Barcelona, pero también se pasea por lugares tan típicos como el Barri Gòtic y la Barceloneta.

Castillo de Zafra, en Guadalajara, escenario de Juego de Tronos.

Zona Centro

30 Monedas. Álex de la Iglesia escogió Pedraza, una histórico pueblo medieval de Segovia, como escenario principal de la serie de terror de HBO Max. La plaza Mayor rodeada de casas de piedra del siglo XVI, el castillo de Pedraza y la románica iglesia de San Juan Bautista son algunos de los escenarios en los que Miguel Ángel Silvestre y Megan Montaner se enfrentan a los terroríficos fenómenos paranormales que están agitando la tranquila vida de los lugareños. Al natural no dan miedo, se lo podemos asegurar.

Valeria. La serie de Netflix basada en la saga literaria de Elísabet Benavent tiene a Madrid casi como un protagonista más de lahistoria de la insegura escritora Valeria. Una de las imágenes más icónicas de la ficción se rodó con las cuatro amigas contemplando el skyline de la ciudad desde la pasarela de cristal del piso 26 del Hotel Riu, en la plaza de España (se puede subir sin ser cliente, pero pagando). El Palacio de Cristal, en el parque del Retiro; el templo egipcio de Debod, y los barrios de La Latina y Chueca tienen también sus momentos de gloria.

La Unidad. La trepidante serie sobre una unidad antiterrorista española de Movistar+, caracterizada por sus espectaculares localizaciones, en esta segunda temporada y por su trama se desarrolla básicamente en Madrid. Así es fácilmente reconocible la estación de Atocha, el Hospital La Paz, los hoteles Axor y Urso, el Ensanche de Vallecas, la ribera de Manzanares, la plaza de Callao, centro neurálgico de la Gran Vía...

El pueblo. La serie de Telecinco y Amazon Prime sobre unos urbanitas que cambian la ciudad por el campo centró su rodaje en Valdelavilla, aldea de Soria con apenas dos docenas de casas construidas con piedra y madera.

El Cid. Soria es la provincia con más localizaciones de la serie de Amazon Prime, en pueblos como Almenar de Soria (con su espectacular castillo), Almazán (en la iglesia de San Miguel), Calatañazor y Duruelo de la Sierra, y en los montes de Ucero, dentro del parque natural del Cañón del Río Lobos. Aunque también se grabó metraje en Burgos (en el puente de Frías), Zaragoza y Albarracín (Teruel).

La casa de papel. Aunque la exitosa serie de Netflix llegó a rodar hasta en Tailandia y Florencia, la mayor parte de localizaciones están en Madrid. Como la finca El Gasco de Torrelodones, donde el Profesor reunía a la banda de atracadores, o el edificio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuya fachada representó la Casa de Moneda y Timbre.

Escenario de la serie Hierro.

Zona sur

Toy boy. Un grupo de atractivos jóvenes que trabajan como estríperes protagonizan esta ficción de Atresplayer Premium en la que se mezclan crímenes, poder y sexo. Está rodada en la Costa del Sol y aparecen escenarios de Málaga, Fuengirola, Vélez-Málaga, Torremolinos, Mijas, Nerja y, sobre todo, Marbella... Especial interés ha despertado en esta segunda temporada la playa del Cañuelo, en Nerja (situada en la frontera entre Málaga y Granada, en los acantilados de Maro-Cerro Gordo).

La templanza. La novela de María Dueñas cobra vida en esta producción de Amazon Prime Video, un drama de época ambientado en la segunda mitad del siglo XIX que cuenta paralelamente la vida de sus protagonistas hasta que sus caminos se cruzan. Rodada principalmente en Jerez de la Frontera (que casi se paralizó), aparecen lugares muy reconocibles: la catedral, la iglesia de San Marcos, la plaza de la Asunción de Rafael Rivero y la del Arroyo, y los exteriores del Alcázar, además de sus famosas bodegas, como la de Tío Pepe. Cádiz aporta sus calles de aire colonial, como el paseo de la Alameda de Apodaca, que recrea el Malecón de La Habana.

Heridas. La serie de Atresplayer Premium, un drama que aborda el abandono infantil y la búsqueda de la identidad, y que protagonizan dos mujeres (Adriana Ugarte y María León) y una niña, discurre en buena parte en el almeriense parque natural de Cabo de Gata-Níjar (en la foto, la isleta del Moro). También en Cádiz capital y Tarifa, Madrid, Guadalajara y Toledo.

Malaka. Este thriller policiaco sobre la desaparición de la hija de un empresario de Málaga tiene en la capital de la Costa del Sol su gran protagonista (hasta en el título de la serie). Aparecen el paseo de los Curas, la Alameda Principal, la avenida de Cervantes, el puerto de El Candado, la zona del Cerrado de Calderón, El Perchel, el balneario de los Baños del Carmen...

Allí abajo. La comedia de Antena 3 que siguió la historia de amor de los entrañables Iñaki y Carmen no contó con más plató que la ciudad de Sevilla, por lo que por sus capítulos desfilan el palacio de Monsalves (donde se recrea la Clínica Hispalis), Santa Justa, la Judería, el puente de Triana, la plaza de España... El río Gualdaquivir siempre está presente.

Islas

Hierro. La serie en la que Candela Peña interpreta a una jueza que se enfrenta a varios asesinatos es una auténtica postal de la más occidental de las canarias. En las dos temporadas de la ficción de Movistar+ podemos descubrir escenarios como el terrero de lucha Ramón Méndez, la iglesia de Nuestra Señora de La Candelaria, el Mirador de Jinama, la ermita de la Peña y las piscinas naturales de Tacorón, con pequeñas calas naturales.

Mentiras. Adaptación de la británica Lear, la serie de Atresplayer Premium aborda un presunto caso de violación. La historia es dura, pero en la versión española, al contrario que en la inglesa, el paisaje, que es un personaje más, le da luminosidad. Porque se ha grabado principalmente en Mallorca: en Palma y en Es Trenc, Cala Deià, Camp de Mar, Sa Calobra, Portocolom, Es Baluard y Sa Feixina.

Bienvenidos a Edén. La ficción de Netflix en la que Amaia Salamanca interpreta a una gurú que lidera una comunidad ecosostenible en una misteriosa isla se ha rodado casi en su totalidad en los volcánicos paisajes de Lanzarote. La principal playa que aparece es la de Caletón Blanco, aunque también tiene protagonismo la de Montaña Bermeja, de arena negra. Otros escenarios son el volcán del Cuervo, en el parque natural de los Volcanes; la Cueva de los Naturalistas o de las Palomas, y la espectacular Cueva de los Verdes.

Sky rojo. La adrenalínica serie de Netflix rodó las persecuciones por las carreteras de Tenerife, en las zonas áridas cercanas al Médano, Costa del Silencio y Arico. También aparecen el parque nacional del Teide, Punta de Teno y la playa de las Teresitas.

The Witcher. Henry Cavill protagoniza esta propuesta de Netflix que pasó por el Barranco de Fataga, las cuevas de Acusa Seca, el Roque Nublo y las dunas de Maspalomas, en Gran Canaria; La Zarza, en Tenerife; El Cedro, en La Gomera, y La Galga y el bosque con cascada de Los Tilos, en La Palma.

Compartir el artículo

stats