El 2022 pasará, entre muchas otras cosas, como el año de los 900 festivales de música en nuestro país. ¿Estallará pronto la burbuja? Al final, la selección natural hará su habitual magia y quedarán las apuestas serias y a futuro, como Cala Mijas. Porque la cita que han levantado entre el Ayuntamiento de la localidad costasoleña y la experimentada promotora vasca Last Tour International, visto lo visto, oído lo oído este jueves, tiene mucho horizonte por delante.

Que la cosa iba en serio, muy en serio se supo desde el mismo momento en que se empezaron a dar pistas del cartel: Arctic Monkeys, Kraftwerk, Róisín Murphy, Bonobo, The Chemical Brothers, Liam Gallagher (después se sumarían luminarias como Nick Cave)... O sea que poca broma. Otro acierto del Cala Mijas: su propia fecha de celebración, recién iniciado septiembre, el mes de la despedida simbólica del verano y lejos de ese agosto que concentra la gran mayoría de las citas festivaleras a lo largo y ancho de nuestro país.

La cosa empezó bien prontito, mucho antes de que Alex Turner (el icono que guía los paxsos de Arctic Monkeys y por el que suspiran tantos y tantas) se subiera a las tablas: los abonados instalándose y haciendo amigos en la zona de acampada, dándose un baño en la playa (bastante cercana al Sonora Mijas, la sede del certamen levantada ex profeso para el festival y capaz de acoger a 50.000 personas) o asistiendo a las actuaciones gratuitas programadas por los responsables del festival para calentar el ambiente. Y todo, cómo no, protagonizado por un amplio público británico, atraído por un cartel musical diseñado pensando en sus gustos concretos. «Con tanto guiri por aquí no sé si estoy en Mijas o en Reading», resumió a la perfección en un tuit Nando, un español en Cala Mijas.

Do I wanna know inauguró el setlist del grupo que más público atrajo a la primera jornada del festival, Arctic Monkeys. Única actuación en nuestro país y penúltima fecha de su gira, ya que, de hecho, Alex Turner y los suyos están muy pendientos en estos momentos de ultimar los detalles de su próximo álbum, The car, del que hace unos días estrenaron su primer sencillo. Quizás por todo ello, por encontrarse en un momento de, digamos, transición los monos ofrecieron un repertorio singular, con las favoritas de siempre, claro, pero también con deep cuts y algún adelanto de lo próximo. Y, por supuesto, todo con el indudable carisma de Alex Turner.