Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Música

Cala Mijas debuta con nota en el panorama de festivales españoles

El certamen, que ha traído a Nick Cave, Arctic Monkeys y Liam Gallagher, entre otros, ha rozado el lleno absoluto con 107.000 espectadores

Nick Cave, en su actuación en el festival mijeño. Gregorio Marrero

Los datos han terminado confirmando las opiniones y el runrún de estos días durante el debut del Cala Mijas en el panorama festivalero nacional: la primera edición, la que ha traído a luminarias como Arctic Monkeys, Nick Cave & The Bad Seeds, Liam Gallagher, Kraftwerk y The Chemical Brothers, entre otros, ha superado las expectativas y ha rozado el lleno absoluto. En los tres días de la cita, un total de 107.000 personas procedentes de más de 50 países (fundamentalmente, cómo no, británicos) han disfrutado de un cartel que ha reunido a 90 artistas nacionales e internacionales.

Estos son los datos que ha dado a conocer la organización del festival, que también ha destacado la afluencia de personas en el camping y en los conciertos de La Playa, la programación diurna en la Cala de Mijas donde han acudido cerca de 2.500 personas.

Cala Mijas «ha demostrado ser un festival internacional e intergeneracional con un rango de edad muy amplio, desde familias que se acercaron desde primera hora de la tarde con sus hijos hasta un público más maduro y experto en festivales», aseguran desde la organización.

En cuanto a sus asistentes, el 27% corresponde al público internacional proveniente de 50 países, siendo Reino Unido, Alemania e Italia los países con mayor número de asistentes. A nivel nacional, las provincias con más adeptos al festival han sido Madrid, Valencia, Cataluña y Murcia, siendo la presencia local y andaluza las más notable con personas procedentes de todo Málaga, Sevilla, Cádiz, Córdoba o Jaén.

Liam Gallagher, en el escenario del Cala Mijas Fest. Oscar l. Tejeda

«Cala Mijas es un proyecto muy estudiado y trabajado y ha llegado para quedarse, puesto que nosotros hemos firmado ya cinco ediciones del festival. Es una apuesta a largo plazo que está por encima de cambios políticos», comentó hace unos meses a este periódico Josele González, alcalde de la localidad, quien asumió como compromiso electoral la realización de una cita de estas características como reclamo turístico y económico. «Un acontecimiento como éste va a revolucionar sin duda alguna el comercio, la hostelería, los hoteles, todo el segmento turístico del municipio y en temporada», argumentó el regidor.

266

El Festival Cala Mijas, en imágenes Gregorio Marrero

Para ello, el Ayuntamiento se alió con Last Tour International, una promotora vasca con notables éxitos en su currículum en el cada vez más complicado panorama festivalero (Azkena Rock y Bilbao BBK Live, sobre todos).

Además del tan atractivo como ecléctico cartel de la cita, sus organizadores han contado con interesantes factores para conseguir los espléndidos números de los que ahora se congratulan. Por ejemplo, las fechas de celebración, posicionando el festival en un mes (septiembre) no tan saturado de acontecimientos similares, y unos precios bastante asequibles (el abono para los tres días costaba 160 euros; la entrada para una sola jornada, 70). Argumentos para concluir con rotundidad que la historia del Cala Mijas sólo acaba de comenzar.

Público del Cala Mijas Fest. Gregorio Marrero

Y esta semana, el debut de Andalucía Big

Tras el exitoso estreno del Cala Mijas, llega esta semana otro debut festivalero, el del Andalucía Big, que, eso sí, viene un tanto lastrado por las polémicas desde el mismo anuncio de su celebración.

La promotora Mad Cool dio a conocer la cita hace unos meses, presentando un cartel de impresión marcado por grandes nombres internacionales (Jamiroquai, Run The Jewels, Muse) pero, sobre todo, uno: Rage Against The Machine, en su regreso tras varias décadas de inactividad. Y todo al lado de la playa, en Sacaba, y con la subvención de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía (en torno a 4 o 5 millones).

Pronto llegó la polémica: bastantes promotoras nacionales acusaron al festival de romper la baraja de contrataciones gracias a contar con la estratosférica ayuda económica del Gobierno andaluz (algo similar a lo del fair play financiero de la Liga Profesional de Fútbol). Luego llegaron las decepciones: el Ayuntamiento no había concedido el permiso al Andalucía Big para su desarrollo en Sacaba (finalmente se ha trasladado al Auditorio del Cortijo de Torres) y, sobre todo, la caída de cartel de Rage Against The Machine (por lesión de su cantante, Zack de la Rocha, que ha supuesto la cancelación del tour internacional de la banda). El accidente supuso la cancelación del hermano madrileño del Andalucía Big, Mad Cool Sunset: la promotora aseguró no haber encontrado un reemplazo de RATM con el suficiente empaque y clausuró la iniciativa. En Málaga los responsables de Mad Cool sí que hicieron fichajes para intentar paliar el vacío del grupo de Killing in the name of. Hace unos días, se anunciaron sus sustitutos (Suede, Franz Ferdinand y C Tangana) pero tarde y ofreciendo un plazo de devolución de entradas más que estrecho, tal y como ha denunciado la asociación de consumidores Facua. Consumidores en Acción ha denunciado a la organización por limitar el plazo para la devolución de las entradas tras la modificación del cartel, así como por demorar hasta el 8 de septiembre el reembolso y no reintegrar los gastos de gestión.

Compartir el artículo

stats