Brunch In The Park, la marca de citas al aire libre con la mejor música de baile y su ya conocido lema «alegría y compromiso», se ha posicionado como una de los referentes electrónicos más importantes en el sur de Europa, apuesta por Málaga. Tras el éxito cosechado en ciudades como Barcelona, Lisboa, Madrid o Valencia (y una edición hace unos años en Fuengirola), Brunch-In the Park se celebra este domingo en el Autocine Metrovacesa, entre las 13.00 y las 24.00 horas. O sea, a gastar la suela de las chanclas en plan tranqui, a plena luz del día, con un interesante plantel de DJs rematado por el gran Fatboy Slim.

Poco que decir a estas alturas de Norman Cook, el capo de ese sonido noventero llamado big beat que contribuyó a que la electrónica ocupara una parcela en el mainstream. Empezó como bajista en los recordadísimos The Housemartins de Paul Heaton, pero su olfato y curiosidad musical le llevó a crear unos collages musicales hedonistas, poco sutiles y gamberros que le han dado fama y fortuna. Cook es una auténtica enciclopedia musical (su selección para la serie 'LateNightTales', por ejemplo, lo demuestra) pero tiene alergia al esnobismo, y de esa actitud popular, abierta salieron algunos de sus himnos, como 'Praise You', 'Rockafeller Skank' (Sí, la de "Right about now / The funk soul brother") o 'Weapon of Choice', trallazos ante los que es imposible mantenerse quieto.

Atentos que, entre otros pinchadiscos, prologará a Fatboy Slim uno de los DJs más pujantes de la escena brasileña, que lleva un verano haciéndose prácticamente toda Europa: Mochakk. Pedro Maia apenas supera la veintena pero sus imprevisibles sesiones de house más o menos duro, más o menos ácido, siempre contagioso enganchan a los que se deciden a bailarlas, también por la energía magnética que despliega el propio Maia en sus sets.  

No sólo habrá música y zapatilla en Brunch In The Park, que busca ser una gran fiesta para toda la familia, contará con un amplio abanico de actividades para que las familias puedan disfrutar de la experiencia del festival: comida de calidad, actividades infantiles innovadoras en el Petit Brunch... Una apetecible manera de pasar un domingo como el próximo.