La Escuela de Arte San Telmo puso en marcha, hace dos años, un proyecto de recuperación y puesta en valor de su patrimonio histórico artístico, de cara a la celebración por su 175 aniversario, que será en 2026. Dentro de este proyecto está la restauración de su colección de vaciados. Para ello ha contado con la colaboración de Fundación Málaga, cuyo patrocinio ha hecho posible iniciar este ambicioso proyecto.

En el caso concreto de las piezas escultóricas de la Escuela de Arte de San Telmo, todas proceden del taller de vaciados de la Real Academia de San Fernando de Madrid. Desde su inauguración en 1851 y hasta finales del siglo XIX, la antigua Escuela de Bellas Artes de San Telmo (hoy Escuela de Arte San Telmo) fue adquiriendo esta importante colección de escayolas para uso académico, siendo en la actualidad una de las más importantes de Andalucía. Dada la importancia de la colección y el elevado coste que supone, han sido tres las primeras sobre las que se ha iniciado la intervención: Diadunemo de Policleto (versión del Museo del Prado), Sátiro o Fauno Giustiniani y Venus Itálica de Canova. Su elección ha estado determinada por una serie de factores de deterioro común, con alto riesgo de pérdida de fragmentos y de sufrir daños irreversibles.

La Escuela de Arte de San Telmo inició el pasado mes de diciembre un completo estudio diagnóstico de las tres esculturas para determinar el estado real de deterioro de las mismas, así como analizar qué tratamientos eran los más adecuados para llevar a cabo la restauración y garantizar su conservación a largo plazo, preservando sus valores históricos, artísticos y culturales. Tras ello, se concluyó que eran necesarios más de 12.000€ para poder llevar a cabo los trabajos, siendo Fundación Málaga la institución que se ha hecho cargo de sufragarlos íntegramente.