La banda municipal de música de Málaga iniciará el próximo domingo, 25 de septiembre, a las 20.00 horas, una nueva temporada de conciertos, la 2022-2023.

El concierto se celebrará por vez primera en el Patio de las Cadenas de la Catedral, continuando con la intención de la banda municipal de visitar lugares históricos de nuestra ciudad para ofrecer los conciertos de sus temporadas.

En esta temporada, desde este próximo domingo hasta final de julio de 2023, se ofrecerán conciertos en lugares como el Jardín Botánico - Histórico La Concepción, donde está previsto celebrar cinco de ellos; en el Museo de Málaga, cuatro: en el Instituto Vicente Espinel, dos; en el Cementerio Inglés y el Castillo de Gibralfaro, uno, un templo del centro histórico (concierto extraordinario de navidad), en la Catedral (concierto de Cuaresma), así como dos conciertos incluidos en el MaF, del Festival de Málaga, en lugares aún por determinar; y algún otro concierto aún por concretar.

Este domingo, bajo la dirección de Francisco Miguel Haro Sánchez, la banda interpretará un programa que comenzará con la obertura de la ópera Los Esclavos Felices, obra temprana del compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga, apodado el 'Mozart Español' por su precocidad musical y su temprana muerte, cuando podía esperarse de él una gran carrera como compositor, han indicado desde el Ayuntamiento en un comunicado.

Seguirá la selección de la ópera Sansón y Dalila, uno de los más recordados títulos del francés Camille Saint Saëns; se interpretará entonces En el Jardín de un Monasterio, una pieza descriptiva (y especialmente apropiada para el entorno del concierto), del inglés Albert William Ketelbey.

La música española estará representada por el Intermedio de la zarzuela La Virgen de Bronce, original del dúo que formaron el gallego Reveriano Soutullo y el valenciano Juan Vert; también la fantasía con los temas principales de La alsaciana, una de las obras más recordadas del maestro toledano Jacinto Guerrero y finalizará con uno de los primeros pasodobles para banda de la historia, La Gracia de Dios, obra del músico militar catalán Ramón Roig y Torné.

Este concierto estará dedicado a la memoria de dos músicos recientemente fallecidos de esta banda: Miguel Leiva Burgos, clarinetista durante más de cincuenta años, y Antonio Sánchez Pérez, que además de saxofonista fue director de la agrupación desde 1992 hasta 2005.