Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Localizaciones de cine

Tate Aráez, en busca de la localización perdida

Participar en ‘Juego de Tronos’ fue un salto absoluto en su carrera profesional. «A raíz de ahí empezaron a llegarme para grandes proyectos. Además, es increíble la experiencia que te da una producción como esta»

El malagueño Tate Aráez ha buscado localizaciones para grandes producciones

Margaret Thatcher bajando por una blanca escalinata (del Gran Hotel Miramar). La épica batalla entre los ejércitos Lannister y Tarly contra los Dothraki y un temible Dragón (en el paraje natural de Los Barruecos, en Cáceres). La intensa persecución en una autopista (de Murcia) durante ‘Terminator 6’. En el cine, nada es casualidad. Cada detalle y lugar que aparece en la gran pantalla ha sido cuidadosamente seleccionado y preparado, comenzando por los escenarios donde las secuencias se desarrollan. Tras la ardua tarea de localizar el emplazamiento ideal para una película, se encuentra el malagueño Tate Aráez (54 años), que ha logrado que dragones sobrevuelen los cielos de España y que la familia real británica tome té en la capital malagueña.

La profesión de jefe de localizaciones es una de las más desconocidas dentro de la industria del cine, pero es igual de esencial, o incluso más, que cualquier otra. «Para ‘Terminator 6’ necesitábamos cortar cinco kilómetros de autopista. Y, cuando al fin la teníamos y comenzó el rodaje, nos dijeron que no y casi se cae la película entera. Por suerte encontré otra en Murcia», rememora Tate, que asegura que negociar con las administraciones públicas y privadas para conseguir los permisos necesarios puede ser incluso más complicado que localizar el propio lugar. «El tramo en el que ya tienes el escenario, pero aún falta la gestión y los permisos se pasa muy mal, porque a veces se complica mucho, especialmente si es un espacio protegido. Que te dejen actuar sobre unas ruinas que tienen 2.000 años, por ejemplo, no es sencillo», señala el localizador malagueño refiriéndose a la grabación de ‘Juego de Tronos’ que realizaron en Itálica.

En concreto, un jefe de localizaciones es el profesional encargado de encontrar y determinar cuáles son los espacios más adecuados para el rodaje de una producción audiovisual. «A veces te dan unas simples indicaciones o te mandan unas referencias. Y en el mejor de los casos te dan un guion o un desglose de secuencias. A partir de ahí, comienzas la búsqueda en tus bases de datos, contactos e Internet. Y, una vez aprobado el lugar por la dirección del proyecto, se procede con el ‘scout’, que consiste en ir a los sitios físicamente para fotografiarlos», explica Tate Aráez, veterano y referente en el sector, por haber encontrado los escenario de grandes producciones como ‘Éxodo’ de Ridley Scott, ‘Juego de Tronos’, y, recientemente, de ‘La Casa del Dragón’.

Aráez recogiendo la Biznaga del Festival de Málaga.

Participar en ‘Juego de Tronos’ fue un salto absoluto en su carrera profesional. «A raíz de ahí empezaron a llegarme para grandes proyectos. Además, es increíble la experiencia que te da una producción como esta», señala. Tan relevante fue esta serie para su trayectoria, que le concedieron dos premios Location Managers Guild International Awards, los equivalentes a los Oscar dentro del sector, logrando un tercero en 2021 por ‘The Crown’, convirtiéndose así en el localizador con más «Oscars» a nivel mundial.

‘Juego de Tronos’ llegó por primera vez a España y a Tate Aráez a través de Peter Welter y su productora Fresco Film en 2014. A partir de unas escuetas pautas, los dos se aventuraron a buscar los rincones españoles que se convertirían en los Siete Reinos de Poniente. «Eran muy restrictivos con la información porque vivían de la expectación que creaba. Ha sido uno de mis proyectos más complicados. También porque tenía menos experiencia entonces y eran muy exigentes», cuenta el malagueño.

Asegura que se siente muy orgulloso de saber que muchos de los emplazamientos que ha encontrado se hayan dado a conocer y convertido incluso en destinos turísticos para los que la gente hace cola. «Estoy muy contento de haber aportado algo al turismo y al reconocimiento de esas ciudades o pueblos», comenzando por Málaga, donde se rodó íntegramente la serie de Netflix La monja guerrera’ y algunas escenas de la quinta temporada de ‘The Crown’.

Y no es ninguna casualidad que en Málaga se estén rodando cada vez más series y películas. «La gran variedad de localizaciones entre ciudad, naturaleza y pueblos como Ronda o Antequera, más el clima maravilloso, hacen que sea un plató muy atractivo. Además las infraestructuras e instalaciones son inmejorables, tanto hoteleras como de conexiones de aviones, lo cual es esencial para grabar una película», aclara el localizador.

Tate Aráez, antes de ser jefe de localizaciones en series de fama mundial fue buzo profesional, estudió geografía mientras trabajaba y participó en un par de películas como especialista de acción. Sin embargo, en el año 2000 decidió emprender un nuevo camino laboral en la industria del cine, aunque eso supusiese comenzar desde abajo conduciendo furgonetas y llevando botellas de agua. «Me dedicaba a recados hasta que un día me ofrecieron buscar un sitio y desde entonces no lo he dejado», relata el malagueño cuyo talento y buen ojo lo han llevado a lo más alto de la industria cinematográfica.

Compartir el artículo

stats