'El primer café de la mañana', a la venta en la librería de un aeropuerto. Así fue como el catedrático emérito de la Universidad de Málaga, Miguel Ángel Santos conoció la prosa del italiano Diego Galdino. No conocía al escritor pero fue a partir de ese primer ejemplar cuando se prendó de su forma de narrar. Tan buena fue su impresión que decidió dedicarle un homenaje el Día del Libro que se celebró el pasado 23 de abril. Lo hizo con un artículo en La Opinión: "Le hago un homenaje. No habría lectores sin escritores", detalla Santos en una entrevista.

Galdino, sin embargo, no es un escritor convencional, pues es el dueño de un café en Roma, el 'Caffe Lotto', y se levanta cada mañana a las cinco para escribir. "Son novelas románticas con final feliz que tienen su marco en el café, un ámbito en el que habitualmente se mueven sus personajes". Estos son Luigi o Massimo, a los que Galdino describe a través de lo que piden, de su café favorito.

El vínculo que se forjó entre el catedrático y el escritor fue precisamente motivado por dicho artículo 'Escribir entre cafés', una relación que comenzó por email y que este sábado, en el coloquio que tendrá lugar a las 12H en la librería Rayuela, les permitirá verse cara a cara. "Dice que la presentación es para él como un gran premio literario", indica Miguel Ángel Santos a este periódico.

Los motivos que le llevaron a comprar el libro al principio, el título y la portada, se han quedado en un segundo plano: "Está muy bien escrito y muy bien traducido. Me gusta la descripción, el hábitat de los personajes, que son los clientes del bar (...). Y es muy sugerente que tenga toques de humor", señala Santos, quien añade: "En un mundo tan angustioso con la pandemia que haya algo que te permita disfrutar de una historia bonita con final feliz".

El catedrático de la UMA junto al profesor de la Facultad de Ciencias de la Educación, Francisco Guerrero López, también escritor de novelas, permitirán, con sus preguntas a Diego Galdino, conocer de cerca los rincones del sonado barrio de Roma, el Trastevere, así como los secretos de la pluma del escritor italiano.