Escasa presencia malagueña en la lista de nominaciones de los Premios Goya 2023: la compositora y productora Paloma Peñarrubia ('La vida chipén') y el actor Miguel Herrán ('Modelo 77') son los 'boquerones' de la próxima edición de la noche del cine patrio.

Peñarrubia (Málaga, 1984) lleva años a lo suyo en el teatro y la música malagueñas, siempre desde la independencia feroz, creando desde la intuición. Este año, como el pasado, los Goya confirman la línea ascendente, cada vez más visible (y audible), de su trabajo al incluirla en la categoría de Mejor Canción Original por su 'Un paraíso en el sur', para la película 'La vida chipén'. Recordemos que el cabezón en la misma categoría del año pasado ya se benefició del talento de la productora malagueña: ella hizo los arreglos de cuerda y electrónica para el tema 'Te espera el mar', de la cantante María José Llergo para el filme 'Mediterráneo'.

De otro lado, Miguel Herrán (Málaga, 1996) es uno de los rostros de presente y futuro del audiovisual nacional, de ésos que llevan a las personas a las salas y los streamings. Ya tiene una estatuilla por la película que le cambió la vida (A cambio de nada, el debut como realizador del intérprete Daniel Guzmán, su descubridor) y también la popularidad desde que aparición en series tan vistas como 'Élite' y 'La casa de papel'. Ahora aspira a la reválida con su nominación a Mejor Actor Protagonista por 'Modelo 77', de Alberto Rodríguez.

Ah, se nos olvidaba un tercer malagueño en los Goya, el actor Antonio de la Torre, que presentará, junto a Clara Lago, la gala. Lo hará en Sevilla, la ciudad en la que reside desde hace años.