Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Teatro
Entrevista Angy Fernández Artista

"¿El mayor logro de mi carrera? Poder seguir dedicándome a esto"

Angy Fernández (Palma de Mallorca, 1990) debutó en 2007 en el talent Factor X donde llegó a la final, y de la música pasó a la televisión con Física o Química. A partir de ahí ha ido construyendo una trayectoria que cuenta con musicales, teatros, programas de televisión, películas, series y canciones - Sigue en el Teatro del Soho-CaixaBank hasta el 8 de enero como parte del elenco de Godspell, el musical de Emilio Aragón y Antonio Banderas

Imagen de Angy Fernández en Málaga, subida a su cuenta de Instagram. @angynas

Versatilidad es la palabra que mejor define a Angy Fernández, quien desde 2007 no ha parado de trabajar ni de mostrar al mundo su talento y pasión por cantar y actuar, por interpretar. Su última parada es en Málaga, concretamente en el Teatro del Soho-CaixaBank, con el musical Godspell, producido por Antonio Banderas y Emilio Aragón, en el que interpreta un personaje con el que comparte el nombre y la esencia.

Para hablar de sus inicios nos remontamos a tu primera aparición pública en Factor X, ¿Cómo era esa Angy que se presentó a este concurso, sin saber todo lo que esperaba?

Yo era una adolescente a la que no le gustaba estudiar, que no sabía qué hacer de mayor y que creía que cantar y ser actriz no sería una profesión... Hasta que de repente vi el cásting por la tele y quise probar suerte, pero sin ninguna expectativa. Simplemente me dejé llevar y aquí estoy.

Y echando la vista atrás a esa época, ¿cómo siente que ha evolucionado?

Todas las cosas que he hecho me han hecho crecer como actriz y cantante, pero nunca acabas de aprender. Diría que he pasado por cosas muy malas y muy buenas, pero tengo claro que éste es mi camino y quiero seguir creciendo y luchando.

«He pasado por cosas muy malas y muy buenas, pero tengo claro que éste es mi camino, y quiero seguir creciendo»

decoration

De toda su trayectoria, si tuviese que remarcar algo, ¿cuál considera que es su mayor logro?

Mi mayor logro ha sido mantenerme. Esta profesión de repente te da cosas buenas que hacen que tengas mucho éxito y sales y crees que te vas a comer el mundo, pero no es así. Aunque haya habido temporadas que no haya trabajado tanto, siempre me he ido manteniendo y eso es a lo que aspiro, a seguir así. Mi mayor éxito es seguir dedicándome a esto.

La hemos visto desenvolverse tanto detrás de una pantalla como subida a un escenario. Pero, si tuviese que escoger solo una, ¿prefiere la televisión o el escenario?

El teatro es duro y más cuando es musical, que es muy cansado físicamente, pero ahora mismo me quedo con el teatro. Es una experiencia increíble subirte cada día, ver que hay gente viéndote y que lo das todo desde lo más profundo.

Ya son numerosos los personajes los que ha interpretado en su carrera. ¿Cómo es su proceso de preparar un personaje y meterse en el papel?

Siempre haciendo caso a lo que quiere el director, pero intentando aportar lo mejor de mí y lo que llevo dentro a cada personaje. Cuando te enfrentas a un nuevo personaje quieres hacerlo bien y siempre hay dudas, pero intento confiar en mí y fluir y escuchar mucho a mis compañeros y al director.

«Me siento en una etapa de transformación y de aprendizaje, y eso es Godspell: enseñar a amar, a escuchar al otro…»

decoration

Ahora mismo forma parte del musical Godspell. ¿Cómo definiría este musical?

Es un musical para pasárselo bien, es alegría, amor, diversión y aprendizaje. No paro de decir la palabra aprender porque es lo que siento ahora mismo en mi camino y lo que me ha dado Godspell. Me siento en una etapa de transformación y de aprendizaje, y creo que eso es Godspell: enseñar a la gente a amar, a empatizar, a escuchar al otro… Ése es el mensaje que queremos transmitir.

¿Qué cree que tiene este espectáculo que pueda gustar al público, con qué se pueden quedar cuando salen del teatro?

Sobre todo la comunión que hacemos entre todos. Estamos todo el rato todos en el escenario jugando, escuchando las parábolas de Jesús… No hace falta ser creyente para entender lo que nos está diciendo Jesús, hay muchas cosas que se aplican al día a día y nosotros lo que hacemos es interpretarlas y abstraernos del mundo real. Creo que la gente entra con nosotros al teatro y se siente dentro del juego y de la comunidad, y esto es bueno para olvidarse de los problemas del exterior.

Su personaje se llama Angy también. ¿Se inspiraron en usted para crearlo o ha sido usted la que ha creado el personaje con su propia esencia?

Al principio teníamos los nombres del cast original de Broadway, pero los personajes se llamaban como los propios actores y Emilio Aragón propuso que los personajes se llamaran como nosotros mismos. Al final somos actores, pero nuestro personaje está basado un poco en la personalidad de cada uno.

¿A qué retos se enfrenta a la hora de formar parte de un musical como este?

Vocalmente es lo más difícil que he hecho nunca, aquí se canta mucho. Cantamos todos los coros, nos movemos, bailamos… La primera vez que escuchamos todos los temas juntos pensamos que cómo íbamos a hacer eso, porque siempre existe ese miedo. Es una carrera de fondo, pero al final lo haces, lo que hay que hacer es mentalizarse y no agobiarse y cuidarse para poder cantar mejor.

Después de varias actuaciones ya son conscientes de cómo está el público recibiendo el musical, ¿cómo está siendo el feedback?

Está yendo muy bien, se están vendiendo muy bien las entradas y estamos muy felices de ver el teatro prácticamente lleno. Los sábados solemos hacer ‘sold-out’ y es una alegría. Ojalá nos pudiésemos quedar más tiempo, yo me quedaría más tiempo en Málaga, me está gustando mucho. 

El musical está producido y dirigido por dos grandes figuras: Emilio Aragón y Antonio Banderas, ¿cómo es trabajar con dos referentes en el mundo del espectáculo como lo son ellos?

Aunque Antonio lo ha producido, ahora mismo está en Madrid con 'Company' y no está tan metido de lleno, pero sí que nos ha mandado mensajes, ha venido a vernos y ha sido un gran apoyo para nosotros. Lo que Antonio ha querido hacer es que su teatro funcione también sin él, y de momento está funcionando. En cuanto a Emilio, es una alegría tenerlo dirigiéndonos desde el amor y el cariño que tiene por esa profesión, es una persona muy generosa y muy amable y nos ha dado mucho amor. Trabajar así es fácil, tener a dos grandes que de verdad tienen esa pasión, esa humildad y ese respeto por la profesión es un regalo para nosotros y se aprende mucho. 

Angy Fernández representando a 'Angy' en el musical 'Godspell' en el Teatro Soho La Opinión

 En el musical se habla de “aceptar las reglas del juego sin rendirnos ante lo que nos duele”, ¿es de las que se rinde ante los problemas o de las que lucha hasta el final?

A veces dan ganas de rendirse, a todos nos han dado alguna vez, pero yo intento que esto no pase. Tengo algunos momentos cuando tengo algún problema que siento que no puedo, pero al final se saca adelante, siempre con ayuda de gente que te quiere y con el psicólogo. Hay que intentar buscar ayudas externas cuando ya no puedas más, porque no pasa nada por pedir ayuda

 Hablando de estos momentos duros y de pedir ayuda, usted fue unas de las primeras artistas en hablar de la salud mental abiertamente, y a día de hoy cada vez son más los que se están sumando. ¿Qué mensaje lanzaría actualmente respecto a este tema? 

Cada vez se habla más de la salud mental y salen más personas públicas a hablar de eso, se hacen anuncios, se habla en congresos… Hemos dado un paso. Yo hablé de ello sin pretensión ninguna en mi instagram hace cuatro años y es una cosa con la que sigo lidiando a día de hoy, aunque estoy mejor que hace unos años, pero también me vino bien contarlo porque me di cuenta de que no pasa nada por estar mal. Igual que un futbolista se ha roto la pierna puede estar de baja seis meses, puede pasar lo mismo con una depresión. Todos tenemos problemas y todos hemos pasado momentos tristes, porque la vida no es fácil. Lo que hay que hacer es intentar buscar ayuda, tener herramientas, apoyarse en los demás y creer en uno mismo, que a veces cuesta

 Una vez finalice el musical, ¿tiene ya algún proyecto en mente?

Con esta profesión siempre estás esperando qué va a venir. Respecto a ‘Godspell’, quieren que siga y se prevé trasladarlo a Madrid y hacer una gira, pero ahora mismo allí están los teatros llenos. Lo que sí sé es que voy a sacar una canción, me gustaría volver a cantar. Han sido muchos años parada de cantar algo que sea mío y creo que tengo que quitarme esos miedos y dar un paso adelante.

Compartir el artículo

stats