Qué mejor que afrontar el duro mes de enero, en cuanto al circuito tenístico internacional que comienza en estas fechas invernales, que con un baño de masas en la relajante ciudad-balneario Hua Hin Hua. Hasta ese entorno paradisíaco, próximo a la capital tailandesa, Bangkok, se han dirigido la número 1 del mundo, la danesa Caroline Wozniacki, y la número 3, la belga Kim Clijsters.

Lo de menos fue el encuentro de exhibición disputado este fin de semana, donde venció la segunda, después de compartir hasta bromas durante el encuentro. Se trataba de tomar progresivamente el contacto con las pistas, así como reponer fuerzas y hacer turismo. Como prueba del verdadero propósito de este viaje, una y otra contrincante incluso se fotografiaron juntas con sus móviles durante el choque amistoso, con la intención de subir luego las instantáneas a sus respectivos perfiles en las populares redes sociales.

Clijsters y Wozniacki han recorrido en estos días algunos de los enclaves turísticos más populares de esa zona de Tailandia. Pero en breve deberán poner sus miras en las primeras grandes citas del calendario de la WTA. Por ejemplo, esta semana se celebran sendos torneos en Brisbane y Auckland, pero en siete días arranca el Mediabank de Sydney, sobre superficie dura.

Será la antesala perfecta, para la mayoría de las grandes raquetas del circuito, para el primer Grand Slam del año. El Open de Australia, que se desarrolla en Melbourne, pondrá a prueba a la totalidad de tenistas, tanto en hombres como en féminas, para determinar quiénes prepararon mejor este inicio de la temporada

El mes se cerrará para las mujeres con la primera eliminatoria del año de la Copa Federación de tenis, el equivalente de la masculina Copa Davis. Y en el horizonte, en cuanto a la Costa del Sol, se empezará a ver la cita en la arena de Marbella, fijada este año para la semana del 4 de abril. Será la tercera edición del Andalucia Tennis Experience, que se puso en marcha en la Semana Santa de 2009.