La selección española femenina de balonmano necesita esta tarde (18.15 horas/Teledeporte) sumar ante la colista República Checa en la tercera jornada para poder avanzar a la Ronda Principal del Campeonato de Europa, que se está disputando en Dinamarca, y mejorar sus sensaciones respecto a sus dos primeros encuentros en el torneo.

Las de Carlos Viver, actuales subcampeonas del mundo, no tuvieron el debut deseado ante la Rusia de Ambros Martín, vigente campeona olímpica, que rompió el partido en una gran segunda mitad (31-22). Ya el sábado, las «Guerreras» no pudieron pasar del empate ante Suecia (23-23) y desperdiciaron un último lanzamiento que se marchó por encima del larguero.

A pesar de todo, el seleccionador español insistió en que habían logrado «un punto de oro» gracias al «derroche de esfuerzo» mostrado por las jugadoras. «Viendo la ilusión que ha mostrado el equipo para levantarse de la derrota ante Rusia, estoy seguro que lo sacaremos adelante», declaró Viver.

Y es que ese punto les permite llegar con opciones a esta última jornada de la Fase Preliminar, en la que le basta empatar para avanzar a la ´Main Round´. Sin embargo, una victoria se antoja indispensable para acrecentar sus opciones de continuar en el torneo en la segunda fase.

Actualmente, España es tercera del Grupo B que lidera Rusia, que ha ganado sus dos duelos hasta el momento, por delante de Suecia. Para seguir vivas, las «Guerreras», deberán corregir la relajación que están experimentando en las segundas partes; ante las suecas, desperdiciaron los dos tantos de ventaja con los que habían llegado al descanso. Además, tendrán que emplearse a fondo en reducir pérdidas que propicien contraataques rivales.

Enfrente, las pupilas de Jan Basny, al frente del combinado checo desde 2010, querrán agarrarse como sea al torneo continental, lo que pasa, única y exclusivamente, por una victoria ante España. A pesar de las dos derrotas que atesoran en su trayectoria en el campeonato, consiguieron poner contra las cuerdas tanto a Suecia como a Rusia.