No hay dos sin tres. El Trops Málaga de Quino Soler no conoce la derrota. Tras las victorias ante el Ikasa Madrid y el Cajasur Córdoba, el máximo representante de balonmano masculino de la capital lo ha vuelto a hacer frente al Trapagaran Eskubaloia, al que superó con solvencia por 15-20.

Con este resultado en su segundo compromiso de la segunda vuelta -los malagueños ya ganaron en la ida al conjunto vasco por 28-23- , el Trops prolonga su buena racha y se acerca al ansiado quinto puesto que le catapultaría hasta la fase de ascenso.

El Trops Málaga se vio sorprendido por el equipo local nada más empezar, ya que, aunque el primer gol no llegó hasta el minuto 05:08, por mediación del jugador del cuadro vasco Delgado, a continuación, y en solo tres minutos, los amarillos ganaban por 4-1.

Los andaluces necesitaban despertar si no querían complicarse la vida y llegó la reacción. Así, Palomeque, que inauguró el marcador albiceleste y volvió a mandar el balón al fondo de la red. Y dos minutos más tarde hizo lo propio Armada (4-3). El empuje vizcaíno ya había sido interceptado por los hombres de Quino Soler, quien movió el banquillo y consiguió darle la vuelta al resultado hasta ponerlo en 4-6 en el 16:51, gracias a un espectacular parcial de 0-5 para los costasoleños. Carlos González, por partida doble, y Curro Muñoz, anotaron las tres últimas dianas.

Seguidamente, llegaría una tímida reacción del Trapagaran con un 2-0 a su favor (6-6), pero el Trops, en menos de dos minutos, volvió a sumar una ventaja de dos (6-8). Los malacitanos consiguieron abrir más la brecha, con un 7-10. Pero otro parcial de 2-0 vizcaíno que dejaba el partido abierto.

La segunda parte la inauguró Artés en el 03:18. Y casi acto seguido, anotó el joven extremo Zapico, poniendo el 9-12 en el electrónico. El Trapagaran solicitó tiempo muerto pero, de nuevo, Artés puso el 9-13. En el ecuador del segundo acto el Trops Málaga ganaba 12-15.

Con esta ventaja para los albicelestes fueron transcurriendo los minutos. Incluso, el Trops gozó de mayor renta (14-18) a falta de solo siete minutos para la finalización. En ese instante, el Trapagaran pidió tiempo muerto. Pero las órdenes del técnico de equipo vizcaíno fueron en balde, ya que los malagueños pusieron el 14-20 a falta de cuatro minutos para el final.

Con el partido visto para sentencia, el Trops Málaga se limitó a mover la bola para no hacer sangre y el Trapagaran anotó el último gol del partido en el 29:30. 15-20 para los malacitanos, que celebraron la victoria con entusiasmo en el centro de la pista.