El Club Invictus Málaga cierra un año 2020 de lo más atípico, como para casi todos, con la fuerza que le da la disciplina del tatami y los cinturones, pero con una vocación de cantera y formación de deportistas que le hace resistir a todos los envites y afrontar con esperanza los próximos retos.

Pasando por duros momentos durante el año, los técnicos y deportistas que dirige el campeón europeo y mundial Artur Ababii, mantienen el nivel de ilusión para seguir enseñando a jóvenes taekwondistas, preparar competiciones y ser referencia en el Taekwon-Do ITF en España.

Para Invictus, las temporadas 2019-2020 y 2020-2021 prácticamente se han tenido que solapar. Y es que el pasado 1 de julio, el club dio por comenzada la campaña que extenderá hasta el próximo verano. Antes y después de ese primero de julio, fueron muchos los acontecimientos que han obligado al club a agilizar su capacidad de adaptación a las circunstancias de cada momento.

«Frenar en seco y confinarnos para entrenar en casa fue muy brusco, tras venir de iniciar con éxito la novena temporada del club, en otoño de 2019; llevar a varios participantes al Campeonato de Europa en Bosnia, celebrar con gran reconocimiento y más de 350 participantes el Open de Málaga; y encumbrar a dos campeonas de España en el último campeonato nacional», comentó Artur Ababii.

David Sanz, José Luis Ruiz, Paula Sanz y Ana Millo en la escuela Fénix In Nae Torremolinos han sido una de las puntas de lanza para la reestructuración del club, con un nuevo proyecto, que ha mantenido el nivel y la afición por este deporte en la provincia. También David Sanz ha adherido esta filosofía a la escuela CEIP los Guindos, para integrar el Taekwon-Do ITF en la dinámica escolar y darla a conocer en los colegios. Actualmente, por las circunstancias, los alumnos de Los Guindos entrenan en La Térmica.

Ylse Rojas en Kobukson Ciudad Jardín ha prolongado un meritorio trabajo en la escuela Municipal de Taekwon-Do ITF, en la que el Ayuntamiento de Málaga deposita la confianza para proponer una actividad deportiva más a los jóvenes y sus familias. Esta estela de trabajo en equipo y pasión por el Taekwon-Do y su cantera ha hecho que otras instructoras se unan a esta tendencia de crecimiento en un momento clave para este deporte en la provincia, como Melody Navarro en Magna Cala de Mijas o María Biedma en la sede Invictus, que se forma como aprendiz y futura instructora. Escuelas y proyectos todos que alzan el concepto de Invictus Evolution Team, para dar a Málaga otro motivo de orgullo en las competiciones nacionales e internacionales.

Para fomentar la emoción y el incentivo competitivo, el Invictus lanzó a finales de mayo el I Open Online de Málaga, con la ayuda inestimable del Club TDK PRO de Fuengirola y su coordinador Daniel Gómez. Toda la comunidad del Taekwon-Do ITF nacional e internacional coincidió en tildar a esta cita de gran oportunidad para seguir la evolución de los alumnos tras el confinamiento.

Cuando la desescalada volvió a unir a los deportistas con parte de su rutina; los integrantes del Invictus Málaga no dudaron en lanzase a la calle y plantear los entrenamientos al aire libre, con los que empezaron la actual temporada 20-21. Mientras se volvía a la sede central en La Térmica, esta se remozaba con dispositivos de ventilación por luz ultravioleta de desinfección y la adaptación y señalización de los espacios. De igual manera lo hicieron también en verano el Club Fénix In Nae en Torremolinos, Magna en Cala de Mijas, la escuela deportiva del CEIP Los Guindos, y la Escuela Municipal Kobukson en Ciudad Jardín. Estas aperturas propiciaron la celebración de exámenes oficiales y otros eventos.

Con todo esto, poder cerrar un año así con una sonrisa y la esperanza de seguir representando a Málaga con gran nivel en las citas más importantes es un orgullo que surge del trabajo, el entusiasmo y el amor por un deporte, el Taekwon-Do ITF, que a buen seguro traerá alegrías al deporte malagueño.