La LEB Plata regresa este domingo al Pabellón Carlos Cabezas con uno de esos partidos que todo el mundo tiene marcado en rojo en el calendario (18.00 horas). El CB Marbella recibe a un viejo conocido, el Cat&Rest Intragas-Clima Ciudad de Ponferrada, con el objetivo de subir un peldaño en la clasificación y hacerse dueño de la cuarta plaza. Tras el triunfo del miércoles ante CAM Enrique Soler y con el nuevo año echando a rodar el conjunto azulón llega con ilusiones renovadas.

El equipo berciano llega a Marbella con un triunfo más que los de Piña. No será tarea fácil llevarse el partido, ya que los de David Barrio son uno de los equipos más complicados de tumbar del Grupo Oeste de LEB Plata. Además, Ponferrada no trae buenos recuerdos para un Marbella que puede decir que es su bestia negra. En la última temporada en Liga EBA, ya en la fase de ascenso que precisamente organizaron los de El Bierzo, el Ciudad de Ponferrada le ganó la partida a los azulones, al igual que el partido de la segunda vuelta de la temporada pasada ya en Plata en el Lydia Valentín donde ganaron 85-70. Es por eso que no trae buenos recuerdos, pero se espera que esta vez sea distinto.

La idea de los marbellíes es sumar el séptimo triunfo y empezar a coger colchón y balance positivo en la clasificación. Para Rafa Piña el rival viene «en clara dinámica ascendente, con jugadores que están a muy buen nivel como Ferrando o Steel. «Tenemos que hacernos fuertes en casa, intentar no perder ninguno más en Marbella. Eso nos dará mucha más confianza», explica.