No diga alegría, diga Chumbi. Un gol y una asistencia, en un debut soñado con Juanmi Callejón como aliado ideal. Así se sacudió el Marbella FC presiones, rompió su mala racha como visitante y ahora sí, con una referencia clara ante el arco rival, sueña con pelear por el ascenso.

Lo que va de ayer a hoy. El cuadro costasoleño se ha mostrado en el inicio de esta campaña como un cuadro rocoso en defensa, pero ha evidenciado ya desde la pretemporada unas extraordinarias dificultades para perforar la meta contraria. Todo cambió el sábado, en poco más de media hora. El que ha sido máximo artillero del Real Murcia llegó y besó el santo, al abrir el tanteo y asistir en el segundo, transformado por Callejón. 

Los tres tantos en el feudo del CD Marino quizás no sean el mejor termómetro posible, por las facilidades que ya en la primera vuelta mostró el rival (ya encajó la única goleada que se había anotado el cuadro marbellí hasta la fecha). Pero el vestuario reconoce que Chumbi «puede aportar muchísimo» en lo que resta de temporada, con la vista puesta en el ansiado salto de categoría.

La dirección deportiva del club costasoleño era consciente de la principal necesidad que había mostrado en el arranque liguero la plantilla dirigida por Aira, esa falta de pegada en los metros finales con la que tantos puntos se habían quedado por el camino. Aquella ambición que el técnico solicitaba a su equipo requería de un delantero que marcase diferencias.

Esa carencia afectaba al bloque, pero en el plano individual también a nombres propios como el del reseñado Callejón. Para muchas defensas rivales la estrategia clave para puntuar contra el Marbella FC se basaba en seguir de cerca tanto al motrileño como a los mediocentros ofensivos. Con Chumbi, las alternativas son mayores. 

El delantero murciano de 31 años es capaz de fijar a los centrales, cuando no de fabricarse él solo las jugadas de gol. Así lo ha demostrado esta misma campaña para liderar ofensivamente, con hasta cinco dianas, al histórico Real Murcia.

Para saber de las verdaderas posibilidades que se abren en esta segunda vuelta de la primera fase, en esta nueva Segunda B que ofrece otras opciones de ascenso (por el propio formato recién estrenado), habrá que estar muy atentos a la próxima jornada. El Marbella FC recibe en casa a un Tamaraceite que marca la tercera de las plazas para encarar la segunda fase dentro del selecto grupo que pelee por subir a la Liga SmartBank.

Actualmente, los de Aira están a cuatro puntos de los insulares, si bien es cierto que con un partido menos. El duelo entre rivales directos estará además condicionado por lo ocurrido en la primera vuelta. El choque acabó con un rotundo 3-1 a favor del Tamaraceite. 

El recién ascendido remontó en las postrimerías el gol de Juanmi Callejón transformado en la primera mitad. La expulsión con roja directa de Alfred Planas, en el inicio de la segunda parte, condicionó no obstante aquel encuentro. A la igualada de Otero le siguió una pena máxima materializada por Olsson. Y Alexis Ramos dictó sentencia a un minuto para el descuento. 

Seguro que a los grancanarios, que ayer se impusieron en casa a la Balompédica Linense con una solitaria diana de Eros, también les preocupa la incorporación de un Chumbi del que tanto se ha hablado antes de este mercado. Y que ya lidera a este Marbella FC.